//www.poemas-del-alma.com/

alejandro guardiola

FUE ARRASTRANDO LOS PIES

Fue arrastrando los cansados pies

por el camino de abrojos sembrado

intentando llegar al campo de mies

se notaba en su cara haber llorado

 

Al lado de la mujer un niño pequeño

con cara macilenta, de no haber comido

buscando el lugar que dicen de ensueño

buscando un descanso a su mundo perdido

 

Fronteras cerradas barrándole el paso

y la madre desesperada, el niño en brazos

intentando entrar, buscando un abrazo

más le respondían, llevándola al fracaso

 

Con sus fuerzas menguadas cayó rodando

el niño en el suelo, abrazaba a su madre

ya sin fuerzas miró a su niño llorando

y dijo, hijo mío rezar en la tierra es en balde

 

En mitad del campo quedó tendida la madre

y encima de ella quedó su hijo allí muerto

por la actuación de tanta gente cobarde

que solo te dan caridad después de  muerto