shoss

Pequeños olvidos



Atrás quedan muchas cosas que dieron forma arquitecta

a esta vida azarosa, muchas veces misteriosa, feliz y hasta dolorosa.

Temor de no ser correcto, curioso porque te acepten,

encontrar el punto clave que ha de agradar a mujeres.

Nos encontramos el vicio al que induce el desengaño,

por no igualar capitales que interesan a las damas...

 

La experiencia agazapada, esperando sea oportuno,

se abalanza hacia su presa, llena de odio y venganza;

te muestran muchos caminos hacia un éxito morboso;

consecución de dinero, para comprar amor fácil.

 

El temor de Dios es loco; no existen tales ni cuales,

importante es la obtención de los favores de ella.

Transportamos en aviones nuestra carne putrefacta,

llevando el producto infame del despertar engañoso;

 

ciegos dentro del sistema de corrupción que gobierna,

facilitando que se haga masivo envenenamiento;

sin salvación vamos prestos, guiados justo al precipicio,

sin creencias ni esperanzas, porque no encontramos nada;

nada que nos justifique porqué vivir en la tierra...

Parece un castigo inmundo de condena a la miseria.

 

¿Que cosas nó?.. Es misteriosa la vida; lo se,

y seguimos intentando el conseguir develarlo;

despreciando de contínuo la tradición de la vida,

nos olvidamos que fuimos el producto de un amor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.