Alvaro Maestre

La Exquisita

Pasa cual gaviota evasora de miradas

y tu vuelo lleva lentitud y paz,

ignorante de piropos con la justipreciada decencia

y también hasta los buenos días sueles ignorar.

 

Ahí vas con tus jeans tan apretados,

esa mirada de orgullo

en la que te juras dignificada,

tu caminar criminal en pasos así asesinos

que congela las pupilas

de conductores y transeúntes.

 

Dominas el escenario,

dejas flechas de cupido

a los grandes soñadores

y traspones la imaginación

hasta adorables momentos

de anhelados placeres.

 

De tantas veces ignorar mis buenos días,

diosa plenipotenciaria de ésta área de trabajo,

sé que seguirás impactando a tantos y tantos

en tu deslumbrante protagonismo

de escultura corporal;

así que tiraré mis ánimos al despeñadero,

y que una mañana no se te salga un buenos días

porque alguien, lo más seguro, te va a ignorar…

 

A.Maestre

 

Comentarios3

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Certero y expresivo. Un enorme gusto leer de tu pluma, hermano poeta.

    Saludos cordiales;

    Carlos

  • claudio ramirez vasquez

    Con tus descriptivos versos, Vate; se esculpe en tercera dimensión "La Exquisita" escultura, así que no te precipites tirando tus versos al despeñadero, espera la inauguración de la Estatua y desde entonces, recibirás con creces sus Piropos...

  • Hugo Blair M.

    Hermosa carta para quien te tiene tan castigado, la idea no es de tirar los ánimos al despeñadero es de perseverar y tentar.

    Saludos,
    Hugo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.