liborio cantillo

XLV

Que triste soledad... No siento el alma...
!Aunque no sé si tenga alma!
Solo siento un vacío que me invade

y que se infiltra por mis venas,
dejando a la razón y al pensamiento

divagando entre añoranzas y tristezas.


Es difícil seguir aparentando

que todo en nuestras vidas es perfecto,
Cuando ya del amor no queda nada,
Ya no hay besos, caricias…ni un te quiero...
Solo frases vacías que se escapan y se pierden,
como arenas llevadas por el viento.


Nos sentímos prisioneros...
nos cruzamos las miradas ya sin vernos...
Me pregunto, ¿ En que momento se acabo

la pasión que tanto tiempo nos
llenaba de amor y sentimiento?
En que instante dejamos de querernos...
convirtiendo este mundo en un infierno
que consume día a día nuestros cuerpos.


Nos llenamos de dudas y de miedos

que clavaron sus espinas traicioneras
traspasando el corazón con sus recelos,
acabando con tus sueños y mis sueños.

 

Andamos cada cual con nuestras vidas
rumiando solamente los recuerdos,
Que galopan como potros desbocados,
Dejando en su estampida solo ruinas
de ese ayer que se fue sin merecerlo,
Quedando esparcido solo en polvo

de quimeras, tristezas, y lamentos.


Seguiremos vagando a la deriva

 y que el tiempo nos siga confundiendo,
Pensando que quizás hubo un instante
En que hubiéramos cambiando por completo…
!Ese instante en que el
Orgullo era el que hablaba

y teníamos que dejarlo por el suelo!

 

Comentarios5

  • alejandro guardiola

    Cuando la esperanza calla, cuando los miedos, las dudas llegan, cuantos amores rotos se han quedado en los recuerdos

    • liborio cantillo

      Gracias por tus comentarios amigo, la vida es difícil de llevar y se cometen muchos errores que se quisieran remediar
      Saludos amigables

    • liborio cantillo

      Tus comentarios son muy apreciados amiga mía, y me alegra que mis escritos
      Te lleguen
      Abrazos cariñosos

    • boris gold

      No todo en la vida es color rosa, dentro del guión también está escrito el desgaste del amor.
      Un abrazo

    • liborio cantillo

      la vida es un cumulo de tristezas y alegrias, amor y desamor que tenemos que aprender a sortearlos aunque nos duela el alma,

      gracias por tus comentarios boris

      saludos amigables

    • Jasuara

      El suplicio ya es estatuido,
      pues lo padecemos día a día,
      no obstante pensaría
      que el sentimiento no es vivido.

      Muy buen escrito!!
      Y no se angustie tanto compa, no es bueno para la salud!! Un abrazo!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.