Roeti

La niña.

Sus dientes enfiló,

sus garras salieron,

sus pies avanzaron.

 

No mates a la niña, la niña aún duerme

No dañes a la niña, la niña aún sueña.

 

Pero el a nadie escuchó y a la niña sin piedad devoró.

Lobo del mal, lobo atroz y maléfico ¿por qué debías llevártela así?

 

Y la niña, al abrir los ojos, pudo sentir una puntada en su pecho

Y la niña, al abrir los ojos, pudo sentir unos dientes en su cuello

Y la niña, al abrir los ojos, dejó de ser niña.

Y la niña, al abrir los ojos, su mano levantó y del lobo nada quedó.

 

¿Quién lo pensaría? ¿Acaso alguien lo supondría?

La niña dejó de soñar, la niña ya no durmió nunca mas, la niña ya no era una niña.

¿Quién lo creería? ¿Acaso alguien lo dudaría?

 

Y aquellos restos de inocencia recordaron aquél día, 

aquel día en que un dolor esclavizante arrazaron con todo semejante del amor y la pureza

aquél día que esa pequeña perdió su castidad ante la maldad.

 

 

Comentarios3

  • kavanarudén

    Desgarrador y fuerte.
    Sentimiento profundo que se expresa a través tus letras.
    La maldad no tiene rostro, ni edad, ni condición y deja su cicatriz en el corazón.
    Me conmovió el relato, sobre todo porque tocó fibras íntimas de mi ser. Heridas que aún sangran....
    Un fuerte abrazo
    Kavi

  • Hermes Antonio Varillas Labrador

    Gracias Rocío por compartir tan reflexivo poema que invita a la conscienciación acerca del vil acto de desflorar la inocencia y pureza de un ser en su época de niñez...
    He escrito suficientemente al respecto y quiero compartir una de mis tantas poesías al respecto:

    “El obsequio magistral”
    - Hermes Varillas Labrador

    Maestro que raudo en azaroso día
    a tu alumna de cándida inquietud
    le enseñas como el amor es virtud
    al cual no se debe huir por cobardía.

    No cedas ante presión de moralistas
    que censuran acremente tu intención
    enlodando con inhumana condición
    sin respetar tu regio arte de estilista.

    El romanticismo es obsequio divino
    que en el Olimpo es plato delicioso
    a tu alumna dedicas loas licencioso
    ornando de acuosas fontanas su camino.

    Camino que quieres sin bifurcaciones
    y le pudiesen conducir a falsos atajos
    para que un lobo cometa el desparpajo
    robar su sueño infantil con infames acciones

    Como respuesta a un poema de José Manuel Moreno, a manera de interrogante, disponible en: http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20110502121628AAvlYnm

  • Amorina

    Tantas niñas despojadas, saludos

    **En medio de sus pasos el monstruo asechaba
    con sus fauces abiertas y sus sedientas ganas,
    garras sucias de aliento la asaltó por la espalda.
    Por el suelo quedaron los cuadernos de Ana,
    con sus sueños pintados como cruel mascarada,
    en su cara de niña se durmió la esperanza,
    se perdió su alegría, Ana fue despojada,
    la vida de sus ojos ya cerró la ventana.**



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.