Vicente Martín Martín

Sería hermoso que alguien se muriera por ti

Sería hermoso que alguien se muriera por ti y tú asistieras

de incógnito a su entierro,

¿te imaginas?

 

Los que nunca escribieron ni una línea arriesgando por ti,

quienes nunca apostaron un centavo por ti

son los primeros,

se les nota en el gesto, en la ojeras teñidas

con residuos de otoño,

compungidos, llorosos, consternados,

los primeros, repito, en abrazar a tu viuda y consolar a tus hijos.

 

Y está bien, de  verdad, está muy bien

que la gente se acerque hasta tu casa sin usar el cuchillo

y es que siempre será de agradecer que no le vean a uno

con el rostro del otro,

con la lengua y los dedos y la angustia del otro,

sin embargo te extrañas

y entre ellos

no ves a quienes iban contigo pavoneándose a los bailes de disfraces,

no están quienes leían tus versos y aplaudían

tu poética absurda

y te piensas

que tal vez se hayan visto sorprendidos en un corte de tráfico,

estas cosas ocurren y por ende

lo que fuera evidente no lo es tanto.

 

Pero aparte de esto,

lo que más te sorprende es constatar hasta dónde

morirse abre los ojos a los muertos.

Comentarios6

  • Elisabeth Gómez Rascón

    Espectacular Vicente, me dejas completamente extasiada...

    "Pero aparte de esto,
    lo que más te sorprende es constatar hasta dónde
    morirse abre los ojos a los muertos"

    Me encantan estos ultimos versos en los que morir, transciente...

    Un saludo.

    Eli.

  • benchy43

    Esto es para leerlo dos, tres, diez veces. Verdaderamente admirable, digno de paladearse con lentitud y ansias a la vez.

    Felicitaciones, Vicente, una joyita en poesía.

    Un abrazo.

    Ruben.

  • jacinta ceballos

    Esta buena tu narrativa ....

  • jesus guzman

    es un hermoso poema lo has dicho todo

  • Lucero J.

    Me ha encantado eso de "lo que más te sorprende es constatar hasta dónde morirse abre los ojos a los muertos."
    Grandioso!

  • Aries

    Es duramente cierto su escrito. Una vez muerto, las lágrimas no fluyen en los ojos de los lisonjeros. Ellos solo viven para la vanidad, para la puesta en escena; son reptiles insensibles, solo se arrastran si pueden dar bocado o tener un minuto de gloria.
    En cambio, no le comprendo muy bien cuando dice "aplaudían su poética absurda"...Creo que es injusto, a mí me gusta muchisimo su poesía (tal vez por lo absurda, no debo ser muy lógica) y no me siento aduladora ni sospechosa de que me pueda reportar ningún beneficio, en absoluto. Claro está que intuyo lo que quiere decir, por eso no me doy por aludida.
    Un saludo amigo, felicitaciones para usted,
    Aries



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.