Yaira Nuwanda

un ruego a la esperanza

Y llorarle a la mañana

que no pudo amanecer.

El sol que el hielo abrasa

sueña con pájaros de papel.

 

Intentó alcanzar sus sueños

y las señas no quiso ver,

sus brazos tendió a cogerlos

y llovieron copos de agua y sed.

 

Esperanza que alumbras

cuando el sol no llega,

cuando un sueño se derrumba

en mil pedazos de tristeza.

 

Esperanza que instas a seguir

los anhelos más absurdos,

¡Dame fuerzas para reír,

y vivir cada segundo!

Comentarios1

  • lyi roseblue



    Esperanza que instas a seguir
    los anhelos más absurdos,
    ¡Dame fuerzas para reír,
    y vivir cada segundo!


    Hermoso poemas y final esperanzador
    saluditos : )



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.