David Silvestre

Dos nubes blancas

No hay luces en los burdeles
de las despedidas,
ni carteles de advertencia
en las curvas
de las discusiones.

 

Cuando caducan
los sentimientos
bajar las persianas
no está tan mal
y evita deudas
innecesarias.

 

Hoy vivo preso del azar,
como todos, lo sé,
pero con la suerte
de haberte conocido.
Chocamos como
dos nubes blancas
en un espacio
de posibilidades
infinito.

 

Has conseguido que dibuje
personas en las ciudades
cuando las imagino

 

y...

 

te parecerá ridículo,
pero creo que ahora
también lleno
de alma
los poemas
que escribo

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu poema de amor amigo Davcid Silvestre...,
    Muy bello ha sido leer tus lindas letras...
    Un saludos de amistad de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...

  • kavanarudén

    Amigo querido.
    Cuando caducan los sentimientos es necesario bajar la persiana, si no nos hacemos mal al fingir sentimientos.
    Se ha dado, se ha amado y esa persona puede seguir siendo fuente de inspiración.
    Un gusto siempre leerte amigo querido.
    Un abrazo

    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.