Viento_de_Levante

Canción triste de "PigalleStreet"

CANCIÓN TRISTE DE “PIGALLE STREET”

 

Colchón de hielo y pijama.

Cloroformo en los sentidos.

Besos de saldo y rebajas

en las tiendas de los chinos.

Silencios consensuados.

Orgías de espalda a espalda.

Mucha prisa en los zapatos

y de huelga las palabras.

Son misterios dolorosos

de un rosario que no acaba.

Una lista de morosos

de caricias nos delata.

 

Pezones en flor de almendro.

Boca de azúcar y miel.

Un peligroso avispero

su sexo de todo a cien.

Sobre el cristal dos rayitas.

Un “volcán inagotable”

Pasadas de lujo y “guita”

Un “Buga” descapotable.

Derroches de suite nupcial.

Fin de un sueño que tenemos,

correr el Lisboa-Dakar

en un bólido sin frenos.

 

Ahora, pensiones baratas.

Una “princesa” humillada.

Un, (más pobre que las ratas)

con el alma destrozada.

Desguace de coches caros.

Ni vergüenza en la cartera.

Hasta las cejas de embargos.

El plazo de la hipoteca.

Solo, triste, abandonado.

Pan duro sobre la mesa.

Y el sombrero ladeado

silbando La Marsellesa.

 

Viento de Levante.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Pigalle ha sido el alma de la podredumbre francesa amigo Viento de Levante, yo soy pensionista Frances y he comocido bien el barrio parasino, donde los más bajos instintos florecian por doquier...
    Los porteros de los Carabet de Pigalle eran todos refigiados republicanos españoles...
    Muy grato ha sido leer tus letras...
    Un saludos de amistad de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.