Darío Ernesto

Noche

 

 

 

¡Oh la noche se viste de compañera!

Donde están sus caderas

Sus perímetros

Sus golfos, sus bahías

Su aroma a mujer en su éxtasis

Otra noche de viento silbando por las rendijas del alma

Por los pasillos se oyen las goteras, de un rebelde grifo

Oscuridad eterna como la muerte

Anda mi cuerpo, enloquecen las manos

Caminan los pies peregrinos

 como un satélite sin luz propia

Girando en circulares rutinas

Mientras las miserables horas son un sequito de segundos pordioseros

Mezquinos en andar, pausadamente, de un tiempo infinito

Como lo son las distancias

Entre la tierra y el sol

¡Oh noche, letal de penumbras largas!

Noche que encandilas el pensamiento a los solitarios poetas

A los ancianos, que inventan ecos y  voces

de la niñez de los hijos

Noche que  asustas con tu silencio de estrellas

Mecidas las copas por el viento frío  del sur.

¡Oh noche de eternidades celestiales!

Noche que meces los pinos centenarios en la tierra de los muertos

Una de estas noches,

me llevaras

Por los pasillos de viejas baldosas amarillas

 a esa tierra prometida, volarán los pensamientos

a  esos  lares, morada del descanso eterno

 ser un verso póstumo, un libro, una pagina.

Inscriptas  en los gritos  de espantos y soledades

¡Oh  mi tierra, me llama, la madre del ser!

¡Oh sombra, confusión, invento, de  algún ser divino!

Y entre las sabanas de insomnios

Las tristes horas pasan  pausadamente hacia la misma muerte

Del  abrazo  y amanecer que el caminante anhela

Solitarias sillas de viejas maderas en compañía

En el aire, en la calma, el respirar aun pausado

Un poema suelto, excusa  maravillosa acortando las

Aletargadas  agujas de un reloj mustio

En paredes solitarias, mudas,

 con ojos de soledades incontenibles.

 

 

Comentarios7

  • kavanarudén

    Hermosa y sentida misiva amigo poeta.
    Existencial donde desnudas, expresas tu alma.
    Noche embriagadora inspiradora de poemas, sueños y temores.
    Recibe un fuerte abrazo

    Kavi

    • Darío Ernesto

      Poeta excelso tu dentro de ese corazón que andariego como el colibrí vas de poema en poema bebiendo el néctar de los escritos del alma, nutres con tu amable palabra al cansado ser que cohabita dentro de este cuerpo de nostalgias eternas.
      Gracias Kavi te abrazo con el alma

    • Claro de Luna

      Muy hermoso un canto a esa noche interminable. Encantada de leerte. Saludos

    • El Hombre de la Rosa

      Muy hermoso tu versar amigo
      Bella la lectura de tus versos
      Saludos de amistad y afceto
      El Hombre de la Rosa

    • La Sombra del Silencio

      Una inspiración bastante buena..de esas que solo por las noches suele surgir!!
      Eternas Lunas!!

      La Sombra del Silencio...

    • Darío Ernesto

      ¡Oh los cielos en tus ojos, mujer ,luna, vertiente, bella bella, mujer de raíz azteca, pobladora de mis suspiros, caigo ,rendido a tus pies en alabanza, origen del gozo, la risa y los hijos!
      Musa Peregrina un abrazo gracias por visitar mi rincón de poemas de mi alma.Desde Argentina tierra de vides y nogales, de bellos duraznos gracias a tus antepasados que generosamente nos dieron la mano en los riegos de la cordillera, gracias a esos anónimos seres de luz hoy la provincia de Mendoza es lo que existe gracias a los riegos que nos enseñaros los aztecas.

    • santos castro checa

      ojos de soledades incontenibles...

      incontenible es la fuerza expresiva de tu alma hecha poesía...¡mis aprecios del alma, hermano!

    • Darío Ernesto

      Oh estas pésimas rutinas que descentran, desquician el ser interior que pugna poesías, pues al tiempo vuelvo , gracias amigo querido siempre seras bienvenido a mi rincón de las letras del alma.
      Abrazo sentido hermano santos castro checa.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.