Leandro Rodríguez Linárez

Intilutalo CCLXI

Ahora que estás donde estás,
Ya no te quedan vestigios de mi,
Días y noches te han lavado la piel,
Te han lavado por dentro,
Ni siquiera en tu mente he sobrevivido.

Aún así, ahora que estás donde estás,
Y yo no existo, mis te amos han quedado,
No te extrañe que te miren fijamente las aves,
Que las sombras te abracen como abraza la añoranza,
Que todas las palabras escritas tengan algo en común.

Ahora que estás donde estás,
Con tus mismas manos, con tus mismos ojos inevitables,
En las gargantas de las mismas calles de siempre,
En tus mismas rutinas de expectativas y sueños,
Y ya no te quedan vestigios de mi ¡no te culpo!
Porque ahora que estoy donde estoy,
Tampoco me quedan vestigios… de mi.

 

LRL

20-1-2015


Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy emotivo y bello tu poema amigo Leandro
    Saludos de amistad de Críspulo

  • el poeta del abismo

    Psicodélico poema a mi lectura, muy bueno, un gusto leerlo.
    Saludos de amistad.

    • Leandro Rodríguez Linárez

      Original halago amigo El Abismo... gracias por tu comentario, un honor el que te haya gustado.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.