LIZ ABRIL

TRANSACCIÓN



Todo el mundo critica, juzga, piensa y afirma

que en la división de bienes fui quien salió perdiendo ...

te quedaste con la casa, los platos, con los muebles,  

las cortinas, las toallas, las sábanas, los vasos.

Hasta mi ropa interior se quedó allí durmiendo

aquel día siniestro en que huí del hogar. 

En realidad no hubo división de bienes materiales, 

porque según tú... todo sólo era tuyo. 

Pero yo dividí otros bienes que son más importantes 

y te aseguro que salí ganando en esa división.

Te dejé el recuerdo de mis pasos en cada baldosa. 

El sonido de mi voz rebotando con su eco en cada pared.

Entre las sábanas el aroma de mi cuerpo 

y el fantasma de mi imagen reflejado en tu espejo.

Está bien... tú te quedaste con todos mis sueños.

Con la inocencia de esa niña que nunca volverá.

Te quedaste con mi dolor y también con mis lágrimas

y la certeza de saber que nunca más 

se iba a repetir en tu boca

el beso de mi boca enamorada,

ni el dulce candor de mis palabras

para despertarte en cada mañana.

Te quedaste con mi risa y la esperanza

de envejecer tomada de tu mano

y también con las fotos 

que un día cualquiera nos tomamos.

Pero no importa, 

si ha simple vista parece que he perdido,

yo te aseguro que nadie 

en el mundo hizo mejor negocio,

con el sólo hecho de dejarte...

y que no fueras nunca más mi esposo. 

Porque tantas cosas tuyas se quedaron 

para siempre contigo...

tus miradas de loco clavadas en mis ojos,

tus gritos, tus celos enfermizos,

tus amenazas, tus delirios, 

tus absurdos antojos,

todas tus obsesiones...

no las traje conmigo.

Yo me llevé el deseo de comenzar de nuevo,

de ver amanecer sin nunca tener miedo.

Y también me llevé alma y cuerpo enteros...

el ansia de vivir simplemente y en paz.

Y si el mundo, ignorante

de mis vicisitudes,

no comprende que el precio que pagué fue barato,

no me importa, yo sé,

que a cambio de esas cosas que hoy no sirven de nada,

porque ya están rotas o incluso no están,

en la cajita fuerte que tengo en el alma

aún conservo tu pago...

se llama: ¡LIBERTAD!

 

 



Comentarios8

  • VOZDETRUENO

    Mmmmm, soltera y sin compromiso!!!!

    No faltara quien reponga la casa y su menaje

    y los bocadillos para el alma.

    • LIZ ABRIL

      ja ja ja, yo estoy soltera hace veintidós años!!! De la casa y su menaje me encargo yo, los bocadillos para el alma... eso es lo interesante!!!

      Gracias por tu presencia... VOZ

      Besos.

      LIZ

    • la negra rodriguez

      si a simple vista parece que he perdido,
      yo te aseguro que nadie
      en el mundo hizo mejor negocio,
      con el sólo hecho de dejarte...
      GENIAL POEMA SOBRE LA MEJOR DECISI´+ON QUE OPTA UNA MUJER CUANDO YA NBO HAY QUE SALVAR DE UAN RELACIÓN. GRAN POEMA ME ENCANTÓ ME RECUERDA MI PROPIA EXPERENCIA, EN LA QUE A PESAR DE NO PERCIBIR LO QUE RELAMENTE MERECIA PRO LSO HIJOS, CREO QUE SALI GANNDO Y GANAMOS TODOS.
      BESOS.

      • LIZ ABRIL

        Seguimos coincidiendo por lo que veo amiga, parece que en la vida nos pasaron cosas similares. Ya no había que salvar nada de la relación, sólo salvarse y salvar a los hijos, la paz, la libertad, la oportunidad... no tienen precio. Es como dices, todos ganamos.

        Besos. Que tengas un excelente domingo.

        LIZ

        • la negra rodriguez

          claro que fue asi a él sus hijos no le perieron el respeto, de seguir juntos así hubiera sido, me costó mucho porque él no se resignaba y hacia tremendas escenas, pese a eso nuca le puse horario para ver a sus hijos , ya que independientemente de que se lo merezca, los hjos si merecen tener cerca a sus padres.

        • El Hombre de la Rosa

          Muy sentimental y bello tu poema amiga Liz Abril...
          Un placer pasar por tu portal...
          Saludos de amistad de Críspulo...
          El Hombre de la Rosa...

          • LIZ ABRIL

            Gracias Críspulo por pasar por acá y por tus palabras. Me alegro mucho que te haya gustado.

            Un saludo con cariño.

            LIZ

          • Adri Delfini

            Saliste ganando Liz...la libertad y la posibilidad de volver a ser feliz no tiene precio, uffff y si se quedó con tus sueños...vuelve a sembrar otros que crecen enseguida cuando les pones energía y amor...una poesía creativa y liberadora, abracito y sonrisas.

            • LIZ ABRIL

              Ya lo creo Adri, la paz que he tenido todos estos años sin él no es comparable a nada, no importa lo que he tenido que enfrentar estando sola, nada ha sido peor que haber estado en su compañía. Y en realidad esta poesía es liberadora!

              Un abrazo. Gracias por tu presencia en mis letras y tu comentario.

              LIZ

            • Maria Hodunok.

              Liz, no alcanzan las palabras para comentarte.
              Maravillosa tu transacción, tu forma de expresarte en este poema tan lleno de sentimiento, que sale de tu corazón, ya libre como el viento.
              Es lindo leerte, amiga, no tenés comparación.

              Abracitos a tu alma.

              • LIZ ABRIL

                Gracias, realmente lo que dijo Adri es verdad, fue un poema liberador... hay muchos que comentan que fui una tonta por dejar algunas cosas, como por ejemplo los bienes materiales. Yo me callo y los escucho... yo sé que salí ganando. Gané una nueva vida, la que actualmente tengo y he podido ser feliz y libre. Eso no tiene precio.
                Me alegro mucho que te haya gustado.

                Un gran abrazo.

              • Andrés Mª

                Toda una completa explicación a una situación en la que hiciste uso de tu libertad que es lo más importante y elegiste lo que creiste más conveniente.
                Gracias por compartir tus sentimientos.
                Abrazos del corazón.
                El Poeta del Amor

                • LIZ ABRIL

                  Recuperé una libertad que no tenía y una tranquilidad que hace rato había perdido. No voy a arrepentirme nunca de lo que elegí. Fue lo más sano para mi y para mis hijos.

                  Un gran abrazo.

                  LIZ

                • kavanarudén

                  Mi querida Liz.
                  Hermosas letras nos regalas, profundas, reflexivas, llenas de mucho sentimiento. Duro tener que alejarse de la,persona que se amó con el dolor en el alma, el dolor y la herida en el corazón. Pero no hay nada más valioso en este mundo que la libertad.
                  Un fuerte abrazo querida amiga.

                  Kavi

                  • LIZ ABRIL

                    Fue duro tener que alejarse y dejarlo todo, fue dura la decisión, la decepción, el dolor del fracaso. Pero te puedo asegurar amigo, después de veintidós años... que fue la mejor decisión que pude haber tomado.
                    Y creo que nunca había escrito sobre ello. Es como que lo tenía guardado sólo para mi.

                    Un gran abrazo. Espero que esperes una semana fantástica y que Dios te ilumine en cada minuto de cada uno de tus días.

                    LIZ

                    • kavanarudén

                      Pues te entiendo amiga del alma.
                      Yo tuve que tomar una decisión igual después de trece años de relación. Cuán duro fue, sobre todo porque los primeros días no me encontraba y estuve a punto de regresar. Me freno pensar que tenía que respetarme a mi mismo y que no podía seguir siendo solo una seguridad, en ves de un amor.
                      La sensación de libertad que con los años respiras no tiene precio.
                      Hermosa catarsis que has hecho y te hará un mundo de bien.
                      Un abrazo. Te quiero.
                      Omar

                    • alicia perez hernandez

                      TREMENDO CUANDO SE LLEGA A ESO
                      POR CAUSAS DE VIOLENCIA, PRIVACIDAD,
                      FALTA DE RESPETO A TU PERSONA
                      NADA VALE LA PENA COMO LA LIBERTAD
                      DESGARRADOR Y FUERTE PERO LLENO DE VERDADES
                      SALISTE GANANDO MI BELLA LIZ
                      ABRAZOS CON MIS CARIÑOS

                      • LIZ ABRIL

                        Si, Alicia, realmente es tremendo, vivir cada día con la incertidumbre de no saber en qué va a desencadenar, vivir con miedo, hasta de llegar cinco minutos tarde a casa por que no pasó el colectivo, sentirse humillada, menospreciada... no vale la pena estar así por nadie.

                        Un gran abrazo, gracias por tu presencia y por tus palabras.

                        LIZ



                      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.