Daén

Ana

Ebrio me levanto por las costas

con un palpitar tóxico,

asesino,

¡Inmortal!

 

como un canto me ancle a tus brazos

como un puerto me entregué a tus ojos.

 

estoy ahí

sobre las aguas

sobre tu corazón

 

el cuadro que se alza en tu coraza

como una ola dispuesta a tocar la arena,

me dibujan tus almas inquietas sobre la piel.

 

se ciernen mis días majestuosos en la puerta de los sentidos

el metal me atrae tu contacto,

el agua, tu voz,

el sonido, tu voz,

la tierra, tus ojos,

el aire, tus cabellos,

el fuego, tus manos.

 

Ebrio me levanto entre las cosas

suspirando como niño enamorado.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Hay mucha metafora y filosofia personal en tus letras amigo Daén
    Un placer pasar por tu poetico portal...
    saludos de amistad Críspulo...
    El Hombre de la Rosa...

    • Daén

      Gracias mi buen amigo Críspulo.
      es un gran alago leer tus comentarios, un abrazo a la distancia

    • 40

      Como dice el Hombre de la Rosa, mucha metáfora en tu poema, y eso es lo bueno, la metáfora es la herramienta del poeta
      Fue un placer leerte, un gran saludo Daén!

      • Daén

        Gracias amigo 40, el poema es una forma de expresión del interior, quizás mi alma es una metafora



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.