LIZ ABRIL

HERIDAS

Uno nunca sabe si la herida cerró del todo...

divagar es fácil, suponer también.

Uno no sabe que el dolor está  agazapado,

hasta que alguien o tal vez uno mismo

en ese afán de comprobar que es cicatriz

escarba y escarba hasta entender

que la herida aún está ahí.

Y recién entonces cuando punza el dolor

lacerante como la vez primera,

entonces uno entiende que el tiempo es relativo

que a veces pasa y otras veces se queda,

haciendo guardia, firme, detenido,

en un rincón del alma y la sustancia

con su burlona sonrisa de tiempo mal habido.

Entonces cuando sangra y el sollozo

que provoca el dolor nos amedrenta,

entonces, sólo entonces comprendemos,

que nadie sabe si el olvido o el recuerdo

es en realidad la peor de las condenas.

Una muerte tan lenta y provocada

por un asesino cruel que nunca cesa

en su cometido de desgarrar el corazón,

sin que siquiera nos estemos dando cuenta

que no le hace falta para matar una razón.

Trastabillando y con los ojos abiertos

por la sorpresa de comprender que somos débiles,

cuando creíamos que poseíamos la fuerza

de convertir los errores en aciertos,

retrocedemos al ver que en este juego

sólo hay aprendices para siempre

y que nadie es experto ni profeta.

Entonces uno se pregunta...¿hasta cuando

será que la sangre de mi herida

se desparrame dejando sus manchas

en mi pobre alma estremecida?

Y la respuesta llega hasta la mente...

sin dudas, brota simplemente...

junto con la lágrima que estaba suspendida,

cuando la sangre no circule por las venas,

cuando el alma por fin se encuentre libre,

entonces, de la mano con la vida

¡el dolor se marchará tras de la muerte!

 

 

 

Comentarios12

  • la negra rodriguez

    Triste es pensar que solo con la muere cesara esas pena ese dolor que nunca cierra la herida. bello poema Liz , creo eque es mi realidad.

    • LIZ ABRIL

      Una realidad que por momentos parece enterrada o desterrada, si , es como la mía y cuando uno menos quiere acordar reaparece.

      Un abrazo.

      LIZ

    • María

      Triste y profundo, muy sentido, bello...
      Saludos,
      Meri.-

      • LIZ ABRIL

        Gracias María por tu presencia en mis letras. Me alegra mucho que te haya gustado.

        Saludos.

        LIZ

      • Maria Hodunok.

        Mucho sentimiento hay en tus letras Liz.
        Que prufunda trsteza, que la escribís de tal forma que nos llega al alma.
        Esa misma tristeza termina, cuando los recuerdos de a poco, se van alejando y cicatrice la herida.
        Es difícil, pero se logra.
        Me dejaste apenada, poetisa.

        Abracitos de fuerza y energía.

        • LIZ ABRIL

          Si, amiga, se logra, supongo que si, lo que pasa es que a veces creemos que lo hemos logrado o al menos eso fue lo que inspiró este poema y algún hecho insignificante hace comprender que aún falta tiempo para conseguirlo. Cuánto? Supongo que sólo Dios lo sabe.

          No te apenes por mi, ya estoy bien. Fue la emoción de un momento, hay que seguir adelante.

          Besos. Y gracias por tu cariño y tu preocupación.

          LIZ

        • john morales arriola

          Versos de una profundidad muy taciturna..
          la herida ya cicatriza...
          me han llegado muy adentro tus letras ..

          saludos

          • LIZ ABRIL

            Gracias John por pasar por mi portal y dejarme tus bellas palabras. Espero que si... esta cicatriz está demorando...

            Saludos.

            LIZ

          • kavanarudén

            Cada letra, cada expresiòn, cada frase es una gota de sangre que sale de tu herida. Es realmente hermoso, es una bella inspiraciòn la cual me ha hecho pensar y reflexionar. Quizà, como bien dices, las cicatrices sanaran del todo tres dìas después de nuestra muerte.
            Un gusto pasearme y deleitarme en tus hermosas letras.
            Un fuerte abrazo.

            Kavi

            • LIZ ABRIL

              Gracias Kavi, por tu presencia y por tus palabras. Creo que uno nunca sabe cuando va a revivir algún dolor que creíamos borrado. Fue la inspiración de un momento por algo que vi, el ser humano es a veces demasiado curioso o masoquista, en su afán de comprobar que ya sanó se provoca dolor otra vez. Tal vez será como dices el dolor pasará con la resurrección.

              Un gusto tenerte por aquí.

              Un gran abrazo.

              LIZ

            • El Hombre de la Rosa

              Muy hermoso tu poema amiga Liz Abril...
              Un placer pasar por tu portal...
              Saludos de tu amigo Críspulo...
              El Hombre de la Rosa...

              • LIZ ABRIL

                Gracias Críspulo por pasar a leerme, me alegra mucho que te haya gustado.

                Un saludo con mucho afecto de tu a miga

                LIZ

              • Samantha Sanz

                Hay heridas imposibles de sanar mi linda amiga.
                Tus letras son muy bellas y llegan al alma con gran intensidad y fuerza.
                Besos y abrazos.
                Sami.
                ;)

                • LIZ ABRIL

                  Y estoy viendo que ésta es una de ellas. El tiempo tal vez logró suavizarla pero hay veces que parece que no ha pasado y vuelve a doler como el primer día.
                  Gracias por tu presencia y tus palabras.

                  Besos y abrazos también para ti.

                  LIZ

                • VOZDETRUENO

                  Woow, que poema!!!! Hiere profundamente, pues es inevitable reflejarse en él.

                  Besos, que estés bien amiga

                  • LIZ ABRIL

                    No me gusta, en verdad, que te sientas reflejado... porque no quisiera que nadie sufra así.
                    Gracias por tu presencia y por tu preocupación. Ya estoy bien, hay que seguir adelante.

                    Un abrazo y un beso.

                    LIZ

                  • mario mena mena

                    Muy buena reflexión, para leer y reeler. Eso me propongo en estos días.

                    • LIZ ABRIL

                      Gracias por pasar por mis letras y leer. Me alegro que te haya gustado. Leer es una muy buena terapia, escribir también... al menos a mi me sirve. Eres bienvenido.

                      Saludos.

                      LIZ

                    • alicia perez hernandez

                      Pues para esas heridas no hay que escarbar mi reina
                      que siempre duelen, y no cicatrizan porque no le damos
                      tiempo al tiempo, el removerlas no nos hace bien,
                      el escarbar menos, el indagar tampoco
                      dejemosla allí y que el tiempo haga lo propio
                      abrazos mi bella liz

                      • LIZ ABRIL

                        Tienes tanta razón Alicia!!! creo que no me quedaron ganas de indagar más, ni escarbar... ya me di cuenta que sigue doliendo y bueno habrá que seguir adelante dejando que pase el tiempo.

                        Gracias por tu presencia y tus palabras. Un gran abrazo.

                        LIZ

                      • Edmundo Rodriguez

                        Querida Liz ,
                        Un tema tan singular como el ser ,
                        la experiencia de la vida es una gran biblioteca ,
                        o los libros se quedan en el mueble o los volvemos a leer ,
                        para ajustar el nuevo proceder .
                        Mi càlido Abrazo .

                        • LIZ ABRIL

                          Creo que éste es un libro que no voy a volver a leer... es como la película "Ghost" siempre que la vuelvo a ver, creo que no voy a sufrir, que no me va a hacer llorar y sin embargo, termina y quedo destrozada, sollozando y con un terrible ahogo en el pecho. Por eso mejor lo dejo en la biblioteca y miro nada más que el título de vez en cuando, porque no puedo olvidar que lo leí.

                          Gracias por tu presencia y por tus bellas palabras.

                          Un gran abrazo.

                          LIZ

                        • rosamaritza

                          Liz querida que poema tan bello y triste también, después de la tormenta llega la calma, todo lo inunda, y vuelve a su cause, aunque el agua por un tiempo ,se muestre turbia, llega el momento. que será otra vez clara , igual que tu alma. amiga querida, tqm. abrazos y besos




                          rosamary



                          • LIZ ABRIL

                            Tienes razón... después de la tormenta llega la calma, así fue, ya estoy más tranquila y muy decidida a no meter más las narices en el pasado. Por algo está en el pasado. Gracias amiga, por tu presencia y tus palabras.
                            Un beso y un abrazo también para ti.

                            LIZ



                          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.