Raul Gonzaga

Bienaventurados



Son bienaventurados los pobres en espíritu

Por tener la humildad de buscar Tu Camino;

Ellos se ganarán el Reino más divino

La armonía del Cielo el lugar más tranquilo;

 

Y también los que lloran porque se han caído

Sin embargo se sanan con el llanto vertido;

Con el dulce consuelo de ese Divino Aliento

De esa dulce palabra de Nuestro Padre Eterno;

 

Y dichosos los mansos pues tienen el control

De la sabiduría, de la fe y del amor;

Ellos serán los dueños de la otra humanidad

Porque sólo aprendieron a, su hermano, apoyar;

 

Los que tienen esa hambre, esa sed de justicia,

El deseo ferviente de obedecer tu guía,

Serán siempre saciados, saben obedecer

 A mandatos divinos que les dictaba el Bien;

 

Los misericordiosos, los que nunca condenan,

Los que siempre perdonan, con el perdón se quedan,

Y vivirán por siempre sin el remordimiento

De haber lanzado piedras ni con el pensamiento…

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    Por sugerencia de una amiga retomé el Sermón de la Montaña y lo empecé a analizar, siempre he respetado la sabiduría que emana de los evangelios, de las palabras de Jesús y no pretendo sino apuntar lo que comprendí; hoy publico la primera parte y mañana, la conclusión...

  • El Hombre de la Rosa

    Bienaventurados los hermanos que predican su ejemplo amigo Raúl Gonzaga...
    Un placer pasar por tu portal...
    Un abrazo de amistad...
    El Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.