Raúl Daniel

Una Fantástica Historia Común (IV) El viaje (segunda parte)


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

 

El bus iba resoplando

sus ansias de kilometraje,

ocho horas ya llevaba

(por la mitad de su viaje).

 

En seguida de una curva

a unas quinientas zancadas,

el tronco de un grueso árbol

la ruta atravesaba...

(no hubo tiempo de pensar,

solo de hacer la frenada).

 

Cuando la puerta se abrió

y se bajó el conductor

(de orinar tenía ganas),

de varias partes salieron

hombres con caras tapadas,

montando motocicletas,

dando miedo y estupor...

 

-“¡Vamos a ser violadas!”

gritaba una monjita,

y se notaba en su cara

la alegría, ¡pobrecita!

 

-“¡Entreguen todas sus joyas,

el dinero y los relojes...!”

Al registrar las valijas

encontraron contrabando

de bebidas y bombones

 

La azafata preparó

sándwiches y bocaditos,

y cuando el rock se escuchó

algunos lanzaron gritos.

 

Al costado de la ruta

iban aparcando los autos,

José cobraba la entrada,

todos seguían bailando.

 

La monjita improvisó

en un pequeño escenario,

un acto bastante cómico

y con muy poco vestuario.

 

Raquel no se despegaba

del que parecía el jefe

(sus largos rizos dorados

la tenían deslumbrada).

 

Cuando llegó el patrullero

hubo una gran risotada,

los que enseguida se unieron

a esta enorme jarana.

 

Cuando se hicieron las siete,

meta empuje y carcajada,

en menos de un periquete:

¡La ruta está despejada!

 

¡Tantos motores rugiendo

a la vez, qué sinfonía!

y aunque era una despedida

¡todo el mundo se reía!

 

Se cambiaron direcciones,

teléfonos y souvenires,

se dieron bastantes besos

y abrazos varoniles.

 

Cuando ya se iban de marcha

Don Juan miró para atrás

lo que parecía una foto:

Entre los rizos dorados

que su cara acariciaban,

su Raquelita mimada,

bien montada, en la moto...

 

Comentarios4

  • Soleifa

    Está cargado de energía. Me encanta!

  • la negra rodriguez

    EL VIAJE SE TORNO ALEGRE Y DEIVERTIDO.
    BESOS.

    • Raúl Daniel

      Aunque todos perdieran sus billeteras y unos ¡hasta la hija!

    • El Hombre de la Rosa

      Mucha pasión pones en tus bellas historias amigo Raúl Daniel
      Muy grata la lectura de tus letras...
      Un abrazo de amistad de Críspulo...
      El Hombre de la Rosa...

    • Miriam Inés Bocchio

      Hermoso cuento amigo Raúl.
      Un placer pasar pòr tus letras.
      Cariños de Ines Ine

      • Raúl Daniel

        Gracias Ines.. En total son 12 poemas..



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.