guerra

Andábamos sentados juntos

Andábamos sentados juntos,

uno al lado del otro.

No recuerdo cuántos minutos pasaron,

o tal vez, fueron horas, o días,

eso no importa.

Finjíamos hablar pero, en su lugar,

lo que hacíamos era mirarnos

y más que mirarnos,

nos veíamos el alma.

Siempre sospeché que en ese instante fui feliz,

uno de los más felices de mi vida,

ahora sé que fue así

porque solo deseo que repita.

Y, entonces, sola me quedé,

recordando ese instante

y pensando en todo aquello

que pudo ser, pero no fue.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermoso tu preciado poema amigo Guerra...
    Un placer pasar por tu portal...
    Un abrazo de amistad...
    El Hombre de la Rosa...

    • guerra

      Muchísimas gracias Hombre de la Rosa, me resulta muy gratificante tu comentario.
      Un gran abrazo
      Guerra



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.