Carlos Fernando

Cuando ya no esté



Cuando ya no esté.

Cuando haya dejado

esta existencia donde

me has conocido alguna vez.

 

No me olvides,

será como si aun siguiera aquí.

 

Y escucha el sonido de mi voz

en las melodías que tú sabes

que me emocionaba oír.

 

En los días nublados

recoge mis tristezas,

y mi llanto en la lluvia

cuando descienda escurriendo

por los tejados.

 

Y percibe mi olor

cuando tu olfato recoja

el aroma de la tierra mojada,

o cuando olfatees,

la leña quemándose

en el fogón de la chimenea.

 

Reconoce mi juventud

en el viento frío de una mañana

cualquiera de diciembre.

 

Y el color de mis ojos

en la espesura de la noche sin estrellas.

 

Recuerda mi risa

en el murmullo que brota

del flujo de agua de una fuente.

 

Recuerda mis pensamientos

al repasar los estantes de mis libros

y los papeles que escribí.

 

En los rincones

y en los cajones se habrán quedado

atrapados los límites del alma

que no pude o no supe vencer.

 

Y los secretos que guardé

hasta el último día que pude hablar.

Retírales el polvo con cuidado.

 

No sé qué destino

me tenga deparado mi Dios,

ni cuál sea la siguiente escala

del viaje sin fin que es la eternidad.

 

No sé si yo podré recordar

lo que he amado en esta Tierra.

Pero tú que puedes,

tú que quedarás aun

después de mi partida.

No me olvides, si no a diario,

recuérdame algunas veces.

Comentarios5

  • comodolove

    Me gusta mi señor
    ..de que dios habla?
    Digame por favor

    • Carlos Fernando

      Del Único Dio-s que existe, evidentemente. Del Dio-s que te creó, y creó todo lo que ves y lo que no ves. Un saludo comodolove. Desde Querétaro México. Y gracias por haberme leído.

      • comodolove

        Pero ..no tiene nombre verdad?
        Yo creo en ese dios..el unico..

      • Javier Carrillo

        Muy bello su poema amigo!!

        • Carlos Fernando

          Gracias amigo Javier Carrillo, saludos sinceros desde Querétaro México.

        • bambam

          Simbólica reflexión de la vida amigo Carlos Fernando, solo Dios sabe el momento de nuestro existir.
          bambam

          • Carlos Fernando

            Querido amigo mío bambam. Qué gusto saber de ti. Gracias por leerme. En efecto, solo Dio-s, sabe el límite de nuestro tiempo en la Tierra. Pero, también nos susurra al corazón: "Aun no es tu tiempo", para que nosotros nos esforcemos en aprovechar lo que nos resta. "Que vivas ciento veinte años", es una frase judía, que expresa, "que vivas una vida plena". Un fuerte abrazo querido amigo. Desde Querétaro.

            Shalom

          • john morales arriola

            Una epístola donde deja su legado para ser leído por quienes quedan.
            Amen poeta..
            Aún queda cosas por lograr.


            saludos

            • Carlos Fernando

              Gracias John, por tu lectura acertada y sensitiva. En efecto, aun hay una abultada agenda pendiente para hacer y completar. Diariamente cancelamos una página de tal agenda a la vez. Y quizá para siempre. Cada día debemos estar seguros que hemos cubierto la agenda lo más y mejor posible que podemos hacerlo.
              Un saludo sincero de poeta amigo, desde Querétaro.
              Shalom

            • jorgeluisotero

              Amigo, espero que Dios demore en llamarte, si es posible que sea bien tarde, pues, tu debes cumplir muchos anos en esta tierra para satisfacer los tuyos y a las amistades.
              tu poema es una hermosa preparación para un futuro muy lejano.
              me gusto leerlo e interpretarlo.
              lo guardo y te dejo mi brazo fraterno.
              (La canción es un sueno precioso)

              • Carlos Fernando

                Gracias por tus palabras querido amigo jorjeluisotero. Igual que tú, pienso que aun me quedan muchas asignaturas pendientes en la vida, y que Dio-s me permitirá hacer al menos la mayor parte de la tarea antes de llamarme a cuentas. Entre esos muchos deberes también se encuentra el llegar a conocer personalmente a tantos amigos como tú. Confío en El Eterno que llegará el día que tendré la dicha de conocer a varios de vosotros, y poder estrecharos la mano. De igual forma te deseo querido amigo, muchos más años de vida y de prosperidad material, afectiva y espiritual.

                Shalom



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.