evans

Detrás del velo

La dama suave,

Lechos de durmientes,

Segados por la necedad.

 

Culto sin espíritu

Y palabras de un entendimiento

Claramente humano.

 

Sobre sus cabezas hay oro

Y debajo de sus pies iniquidad.

 

Deshacen la espiritualidad y

Producen mercancía de lo

Divino.

 

Se arrodillan delante de un

Trozo de madera y besan

Como judas el yeso frío.

 

Aman las riquezas y no

Se cansan de ella.

 

Sus cimientos son la

Hipocresía y sus pilares

La confesión.

 

Nacieron solo con una mejilla

Y aman las mismas cosas que

Un impío.

 

Derraman lágrimas, inclinados

Frente al altar, pero mueren

En su boca.

 

Me resigno a descartar que

Nacen flores vivas en el jardín,

Pero la abundancia de cizaña

Mata el trigo.

 

Sus corazones se emborrachan

De mentiras y los suspiros

Inherentes a sus indignaciones,

Declaran, como el sonido de una

Campana a medianoche, que detrás

Del *santo velo; el Mesías, jamás

Se bajo de la cruz.

 

                                                                   © Maximiliano Cabrera           

Comentarios2

  • Desafio

    Me criaron catolica, pero sinceramente tengo muchas dudas de todas las religiones; especialmente de la catolica. Muchas cosas no coiciden para nada. Muy buena tu reflexion.

    Un beso!

    • evans

      La verdad que si. Pero bueno uno sigue buscando esa verdad!

      Gracias por tu comentario!
      Saludos!

    • Poemas de Pepita Fernández

      Es cierto hay que predicar con el ejemplo , porque no tiene moral quien dice"has lo que te digo pero no lo que yo hago"
      Preciioso
      un abrazo

      • evans

        ciertamente tiene sus pro y sus contras como todas las religiones supongo... Pero como dije antes hay que seguir buscando esa verdad o paz que tanto necesitamos!

        Me alegra que te haya gustado Pepita!
        saludos!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.