Sara (Bar literario)

Narración en primera persona y leída en tercera del singular

Mi mano forma la niebla.

Lo que diviso es un cuerpo,

un átomo de omnipresencia

un olimpo de mitos

que caen en fracciones

sobre la forma absoluta

del silencio.

 

El humo que ha quedado

es una prolongación

de la verdad absoluta

con que me despojo

de ser yo

(y-o)

una antología relativa

de todo lo que he sido..

 

Dentro de mi cuarto,

a solas entre todos.

Contigo a mi lado

contigo dentro del tictac

del soliloquio de nosotros.

 

Contigo.

El pozo profundo

de lo que (me)

conozco,

es la primera onda

que surge 

cuando quiero mirarme.

 

A trazos,

epístola de quien escribe

y santo de piedra,

que quiere escucharme,

me niego a mí misma

mientras escribo

con la fe de quien se entrega

a algo que de verdad

existe

ha existido. 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Angel irredento

    Como un círculo dibujado en la mano
    el futuro se desviste
    Contigo
    pero sin tí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.