Raul Gonzaga

Calavera de azúcar

Me piden la calavera, yo se las escribiré;

Un pequeñito poema que a mi mundo le daré;

Una rima de alegría, donde reine mucha fe,

Donde alumbre un nuevo día que tal vez alcance a ver;

 

Un mundo ya sin desdichas, sin ese eterno dolor,

Do’ la muerte sea vida y la vida sea amor,

Donde no triunfe la muerte, ni siquiera la obsesión,

Sino triunfe la armonía de seres en comunión…

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    La fiasta de la muerte no tiene belleza por ser negra amigo Raúl Gonzaga
    Muy grata la lectura de tus versos...
    Saludos de Críspulo...
    El Hombre de la Rosa

    • Raul Gonzaga

      En México, las ofrendas de noviembre -1o y 2o.- dedicadas a los muertos, como lo hacían los aztecas, siguen siendo una tradición, aunque tienes mucha razón la negrura no es belleza sino incertidumbre; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

      • Raul Gonzaga

        En México, el 1o. y el 2 de noviembre se hacen ofrendas de muertos; el primero se dedica a los niños y el dos a los adultos que se han marchado al inframundo; esta tradición es de origen náhual; Posadas, un caricaturista mexicano fue promotor de las calaveritas, escritos humorísticos y rimados sobre la muerte y la imagen de la catrina; sin embargo hay en México una nueva tendencia muy negra, de adorar a la santa muerte, sobretodo los ladrones y prostitutas y algunos otros que arriesgan sus vidas; y eso sí me preocupa...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.