Carlos Fernando

Visitaré las casas de poetas

 

Prólogo: Obviamente esto no es un poema, pero sí hay algunas rimas escondidas y métrica si se lee con prudencia, pausa e intención.

 

Porque un poeta es ese tipo de demente que vive tocando lo que no puede sentir el cuerpo de un simple mortal que no mira más de dos palmos allende su nariz, quizá será por eso que mucha gente insiste en levantar el lóbulo nasal, como para compensar su astigmatismo.  Y uno anda por ahí pensando que es gente presumida y altiva.

Decía antes de disgregar mi atención en el vuelo de la mosca, o como decían mis abuelos "de quedarme pensando en la inmortalidad del cangrejo"; que llamaré hoy a la puerta de los poetas porque saben escuchar hasta el simple susurro del viento sobre la delicada margarita; y un poeta, es capaz de encontrar treinta y tres sinónimos distintos para mencionar el color de sus pétalos. Un poeta es capaz de inventar un río mientras escucha el golpetear de la lluvia en el tejado y mira desde dentro la ventana que escurre y el caño que chorrea. O puede ser capaz de detenerse en el instante mudo que transcurre mientras una abeja liba el néctar de una flor, en un día estival cualquiera entre las diez y las catorce. Mientras piensa: ¿Acaso de verdad los cangrejos serán inmortales, o de dónde sale tan absurdo acertijo?

Tocaré con decisión pero con suavidad a la puerta de mis amigos poetas, porque sencillamente no es necesario golpear a la puerta de un poeta porque su habitación no tiene puertas, ni ventanas, ni mucho menos muros, a menos que se trate de esos poetas como hay muchos que se deleitan en la agonía del amor que se murió de pena, o que sueñan entre los rizos de la bella que jamás estará a su lado, aquella que nunca corresponde el amor solícito del bardo que desgarra su alma en gotas de sangre tibia, y púrpura derramadas una a una sobre el papel en que relata sus desdichas. Solo esos poetas tienen muros y puertas en sus casas. Generalmente, así son los poetas jóvenes: tímidos o apasionados, basta con que la hermosa sea esquiva y orgullosa, y tendremos un bardo sangrante por resultado. Aunque algunos, jamás se hartan de sufrir, de llorar, de morir a la vida por el amor que olvida, o que sutil se escapa en la voluta de humo de un sándalo ígneo y aromático.

Voy a tocar a las puertas de todos los poetas, de los que sufren para que escuchen el ruido de la vida que se agita por fuera de sus puertas, para que se animen a dejar sus nostalgias y endechas. A aquellos cuya habitación no tienen muros, solo puertas, y ventanas en sus almas, voy a llamarlos para decirles que la vida está aquí tan cerca, que la gente no suele verla. Que me presten sus palabras de poetas para que los soñadores sueñen y los pequeños duerman sueños felices en los cuencos de las madres que amorosas acunando los velan. Para decirle al hombre angustiado que no hay por qué temer al mundo ni al gobierno, que nunca cambiarán, pero que viene un tiempo que es mejor; que esperen, que no teman. Para decirle a los jóvenes que no viven ni con poesía, ni con esperanzas ni coherencia, sin cielo ni tierra; que la vida empieza a diario, y no se agota nunca, lo que se apaga es el fuego interior cuando lo ahogamos encerrado en la soledad de la cabeza. Que el verdadero corazón no se encuentra en el tórax, sino en un lugar desconocido del abdomen, como a dos traveses de la decima vértebra dorsal. Que conduce fácilmente sus impulsos por el sistema nervioso periférico y nos hace actuar sin la participación del encéfalo. Pues la razón, si se meditan los impulsos, frena la voluntad por los prejuicios. Y sin embargo se entiende mejor con DIOS de lo que hace el cerebro, porque lo vive, lo percibe de tal forma, que aun sin conocer sus Mandamientos, el ser que lo percibe, se cohibe aun de matar al peor de los engendros. El cerebro en cambio, se devana en silogismos, en paradigmas, y en juicios ante los cuales DIOS le resulta una impostura, y es que al fin; piensa un momento: ¿Acaso los paisajes de Van Gogh podrían explicarse al genio que los hizo? ¡Insensatos!, acaso pudieron los griegos hallar  de manera irrefutable la razón de la vida. Y la existencia del universo: ¿la pudo explicar tras una vida dedicada a razonar  Carl Sagan o Michio Kaku con sus fascinantes teorías tan extrañas? Por cierto, no has visto una  anécdota de Einstein el más grande científico por mucho, donde afirma: "DIOS SÍ EXISTE".

Prefiero a los poetas por sobre los científicos y los teólogos; por sobre los exégetas que son  anverso y reverso de una misma moneda junto con el soberbio que viste bata blanca y tiene un Doctorado en Ciencias, pues ambos tratan de meter a DIOS en un tubo de ensayo haciendo uso de diferente método "científico".  Prefiero a los poetas, a los que van más allá del amor o las pasiones que se encienden entre un hombre y una mujer. Prefiero a los que son capaces de morir denunciando una injusticia, a los que cantan a las obras del ETERNO, a los que gritan el hambre de los parias, a los que se dedican a impugnar la infamia. A los que toman la voz por los que callan, a los poetas que no solo dicen nada, a los que escriben por el gozo de ordenar en palabras las horas y los días de la noche a la mañana, como hace el músico con las notas de la escala. Hoy, buscaré a mis amigos los poetas para que me ayuden a decirle al mundo: Tu tiempo llega, caro habrás de pagar por tus miserias, tu opresión, y tus astucias, por tus mentiras y crímenes impunes. Y tú, oh Job, no desesperes, que tu Libertador ya viene, ¡Espera!

 

Carlos Fernando

Comentarios6

  • PoemasDeLaSu

    Muy bueno Carlos, para el talento, no hacen falta métricas ni encasillamientos.
    Me gusto leerte, es un canto a la vida misma.
    Un beso de admiración

  • DrausAlbar

    Exelente!, es asi como se inspira a la siguiente generacion de poetas, y un gran apoyo a quienes osan tomar, como tu lo dices, la voz de los q callan, y llevarla hasta los oidos de quienes deben escucharla... Saludos!

    • Carlos Fernando

      Amigo DrausAlbar: dice una canción que cantaba la desaparecida Mercedes Sosa: "Si se calla el cantor, calla la vida, porque la vida, la vida misma es como un canto." Francamente de momento no recuerdo si la letra es de Atahualpa Yupanqui, pero es certera. La poesía no solamente es estética literaria, es fuerza, es amor, es pasión, es entrega, es arenga a una lucha en los límites de la razón y la decencia. El tiempo nos enseña que la lucha violenta solo sirve para colocar blancos para las armas del enemigo. Escribía Facundo Cabral: "No me importa tu fusil, ni el cañón de tu enemigo, dos males no significan un bien, en ningún sentido". Los poetas somos los soldados de un ejército de justicia, en la paz.
      Un fuerte abrazo amigo, y como escribí en este poema: Voy a visitar las casas de los poetas,... visitaré tu espacio muy pronto amigo.
      SHALOM

    • silviagarza

      Carlos, tú eres uno de esos poetas que van más allá de las pasiones que se encienden entre hombre y mujer, pero vas más acá del amor, de todos los amores, cantas las obras del ETERNO y tomas la voz de los que callan. Poeta sin muros, puertas ni ventanas, alma abierta al tiempo y al espacio.
      Qué belleza de poema nos has regalado este día.
      Gracias.

      • Carlos Fernando

        SHALOM silvigarza, Y muchas gracias por tu comentario y por leer este escrito. Sin afán de esconderme tras la máscara de la modestia, ni jactarme con la del orgullo, solo quisiera corresponder a tu comentario simplemente diciendo: Amiga, los años no pasan en balde, en otros tiempos cuando me ejercitaba en la composición escrita, solo hablaba de mi dolor, y de mis frustraciones. Alguna vez, el impacto de la miseria me motivó para escribir. Ahora, gracias a DIOS, mis esquemas se abren a otros horizontes. A la esperanza única y verdadera que tiene la humanidad: D' s.
        SHALOM

      • CRISSSA

        Muy bueno
        Gracias por compartirlo
        Un abrazo que llegue
        CRISSA

        • Carlos Fernando

          Gracias a tí amiga crissa por leerlo, un abrazo sincero
          SHALOM

        • Mafeer

          me sacaste una sonrisa con este maravilloso relato...
          es genial como pasas de una idea a otra sin atropellar a la anterior, hermoso, genial, misterioso,
          me encantoo!!
          una abrazo =)

          • Carlos Fernando

            Gracias MaFeR. También para mí es grato leer tu expresión, gracias por tu tiempo tu lectura y tu calificación.
            Hasta pronto, hasta siempre.
            SHALOM

          • SANTAPAU



            Prefiero a los poetas por sobre los científicos y los teólogos; por sobre los exégetas que son anverso y reverso de una misma moneda



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.