Annabella

UN BESO DE AMOR

La dama de noble cuna, hermosa y adinerada
a todo pretendiente, sin recato, desdeñó
con cejas elevadas y su furtiva mirada.
Dentro de su corazón una tormenta llevaba.

 

Aquel verano ardiente, jamás podría olvidar,
conoció al deseado amor de sus más tiernos sueños
que para siempre su alma y su corazón subyugó;
un joven encantador, de penetrante mirada.

 

La profundidad de su alma, extasiada la dejó
mas ya muy tarde advirtió lo imposible de su amor.
Seminarista era aquel joven que  la cautivó.
Tristemente se alejó pero su ilusión creció.

 

Muchos años pasaron, ella donaba dinero
para que nada faltara nunca a su confesor,
al dueño de los suspiros de triste enamorada.
La juventud quedó atrás, sólo quedó soledad.

 

Se acabó  un otoño más y llegó el gélido invierno.
Después de una cena de recaudo para la iglesia,
la dama al confesor solicitó su compañía
y él comedido accedió y a su casa la llevó.

 

Y en aquel momento, ella, queriendo atrapar el tiempo,
su perdida juventud, sin mayor explicación,
le deseó buenas noches y un beso le pidió
y él con gentileza tomó su mano y la besó.

 

Ella  dijo con firmeza:  "Déme un beso en la boca,
presiento no volver a ver el día de mañana.
Debo confesar  que usted causó mi soledad
porque le he amado en silencio hasta este último día."

 

Él estupefacto quedó, no podía pestañear
y ella sus labios le acercó, al tiempo que le abrazaba
“Viví  por su respirar, elegí  su sombra ser,
y, a pesar de la edad,  siento este amor que late en mi alma…

 

Sólo le pido un beso de amor, antes de partir".
Él se alejó con lágrimas rodando por sus mejillas.
ya nunca sería quien un día fué, jamás sospechó
ser el protagonista de tan triste historia de amor.

 

Ciertamente ella no volvió a ver el amanecer.
Él, su heredero,  los ritos cumplió, sus ojos cerró.
En el sepelio, lágrimas brotaron una y otra vez,
también moría el sacerdote de tierno mirar,
sonrisa ingenua, a quien una dama le rindió su amor.

 


Y en el jardín del panteón, entre rosales rojos
dejó a la dama  su gratitud y el beso que le pidió.  

 

 

Annabella

Comentarios7

  • Sento

    Clasificaste este en mi corazon. Lo guardaré.
    te regalo un 10 y mis abrazos!

    Sento

    • Annabella


      Sento muchas gracias, eres el primero en comentarme en este foro. Espero que este sea el inicio de una amistad.

      Todavía no sé mucho del foro. No sé ni siquiera en donde se publican los poemas de los usuarios... me falta mucho que aprender!

      Un abrazo,

      Annabella

    • Victor Amaya

      Bello

      • Annabella


        Gracias por tu comentario y por tu calificación, Víctor, lo agradezco mucho.

      • Corazón

        Me alegra ver Anabella
        que la vida medieval
        vuelve a deslumbrar
        como antes aùn mejor
        con esta historia de amor
        del cura y de la doncella
        lastima que el confesor
        fuera parado en la hilacha
        y ni un beso a esa muchacha
        antes de morir le diò

        Lo que se desprende hermano Fernando
        que en los curas hay que confiar de vez en cuando

        • Annabella


          Gracias Corazón por tu comentario, por tu calificación y por profundizar en el poema. Así es el amor, se da sin esperar recibir nada a cambio. Ni un beso antes de partir...

          Un abrazo,

          Annabella

        • Rosicela Garcia

          Hola Amiga, que poema mas bello, lo guardare para siempre conmigo, cuidate.

          • Annabella


            Gracias, amiga Rosicela, por tu lindo comentario y por apreciar mis letras. Además, agradezco mucho que seas tú mi primera amiga en este grupo.

            Necesito ayuda. No sé en dónde encontrar los poemas de los usuarios. Tengo mucho qué aprender por aquí.

            Un abrazo,

            Annabella

            • Rosicela Garcia

              Hola Annabella, que bueno que soy tu primera amiga, a mi tambien me agrada mucho tenerte entre mis amigos, es muy facil encontrar los poemas de los demas usuarios, primeramente tienes que buscar en la parte de arriba la palabra Directorios, alli tienes que hacer un click y luego te saldra la palabra IR AL DIRECTORIO DE POESIA, alli tambien haz click y luego te aparecera como quieres encontrar los nuevos poemas publicados, si los quieres por fecha o por categoria, tu decides de que manera quieres buscarlos y alli encontraras los poemas publicados del dia y de dias anteriores, espero haber podido explicarte bien y no te preocupes que yo tambien soy bastante nueva en esta pagina, pero estamos para ayudarnos los unos con los otros, cuidate y que Dios te bendiga.

            • Eugenio Sánchez

              AMIGA TU POEMA PODRIA SER LA EXTENSION DEL POELMA DEL SEMINARISTA DE LOS OJOS NEGROS, MUY BELLOS TUS VERSOS AUNQUE MUY TRISTES
              RECIBE UN ABRAZO DESDE PERU
              EUGENIO SANCHEZ

              • Annabella


                Gracias Jesbac por tu comentario tan halagador... en verdad me siento muy complacida. El Seminarista de los Ojos Negros es muy conocido y famoso, así que me haces un honor.

                Recibe tú, un abrazo hasta Perú, desde Guatemala,

                Annabella

              • Pablo Karusso

                Un lindo regalo, un lindo poema. gracias por compartirlo

                Exitos

                • Annabella

                  Gracias Pablo por tu lindo comentario y por ese 10, así como por solicitar mi amistad.

                  Bendiciones,

                  • Annabella

                  • CloHurtado

                    Que bello!! pobre y desdichada tiene que haberse sentido esta dama de noble cuna. Mal elección tomó su corazón por contemplar a ese tierno mirar y amar sin dudar a aquella sonrisa tierna.

                    • Annabella

                      Gracias por tu lindo comentario a mi poema, Clo. Los misterios del amor... imagínate que vivió toda su vida a la sombra, dando su amor, su cuidado -porque hacía donaciones fuertes a la iglesia, para que de alguna manera, a él le llegara bienestar-... bueno, ESO es el amor, dar sin medida, incondicionalmente, sin esperar NADA a cambio... la pobre solamente un beso le pidió al final!!!. Llegar a esa convicción, nos permite afrontar con serenidad todo lo que, de otra forma, nos pudiera herir.

                      Un abrazo,
                      Annabella



                    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.