Antonio Manuel Pereles

LLUEVE

Nubes que se quiebran,
del celeste al gris la lluvia.
Un charco apetecible,
juegan niños, griterío
que suena a paz
y a mundo.
Ecos de ecos felices,
la mañana oscura
es un paraíso
en el patio encendido
juegan niños.

Antonio Manuel Pereles

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Bellos sentimientos humanos amigo Antonio
    Muy linda su lectura
    Saludos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.