banense

Mariposa



Cual esplendor apareciste entre las rosas, sumisa, impecable. Afloraste con un velo sobervio y espeso, un velo que opacaba tu vileza.

Llegaste mariposa, no te esperaba, no te necesitaba, pero anclaste, apareciste y me expoliaste el alma.

Te pienso y mi alma padece,  llora el corazón y los demonios me atormentan. No te extraño, no te necesito, no te quiero. Mi boca no extraña tu boca, mis manos no recuerdan tu piel.

Siento hastío de ti, de mi, de nosotros cuando en ese fútil instante, mirando tu sonrisa rasgaste tu corazón, no lo acepté, no lo necesitaba.

Apareciste sin dilación, apareciste para hacerme transigir, con parte de mis deshechas entrañas entre tus manos. Desvencijado por pensamientos y engaños, temiendo por tu arriscada boca y por tu llamada.

No necesito tu oscuro crepúsculo. Quiero morar en otros corazones, venerar las mariposas, aludir los nuevos olores. Anhelo extraviarte mariposa, deseo no haberte conocido.

Comentarios4

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa y algo triste tu grata y bella prosa literaria Banense
    Grata la lectura de tus preciadas letras
    Saludos de tu amigo Críspulo

  • Darkness.cl

    Muy bello y emotivo tu poema...me ha gustado la cercanía que encuentro en tus letras...
    Recibe mi abrazo.
    Nancy

  • Alejandrina

    weuauu que fuerte .

  • iamCharles66

    La historia de mi vida aqui: "No necesito tu oscuro crepúsculo. Quiero morar en otros corazones, venerar las mariposas, aludir los nuevos olores. Anhelo extraviarte mariposa, deseo no haberte conocido"

    lindo poema



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.