LIZ ABRIL

QUERIDO PAPÁ

Quiero hacer de cuenta que estás aquí…

Ven, siéntate a mi lado, quiero contarte algo…

Que no te conté… ¡No por no sentir!

Por olvidarme o dejarte a un lado.

A veces siento que sobran  palabras

O mejor dicho parecen de más,

Ahora siento que todas me faltan…

¡Pero tan sólo lo quiero intentar!

Siempre fuiste el hombre perfecto, ideal,

Ese espejo en que quería mirarme,

Crecí creyendo que eras como un dios,

¡Mi pequeño dios hecho de carne!

¿Te acuerdas papá, cuándo por las noches

Tenía miedo y decía tu nombre?

Tú venías y con sólo un beso…

Huían de mí todos los horrores.

Si tenía frío tú me abrigabas…

Me traías agua si tenía sed,

Si estaba enferma mi mano estrechabas…

Trasmitiéndome tu coraje y fe.

Llegabas cansado, con tantos problemas…

Hoy, que a mí me pasa, lo sé comprender,

Jugabas como un niño conmigo “tu nena”,

a la que nunca había forma de complacer.

Aunque fui creciendo, fui siempre egoísta,

Quería tu amor sólo para mí,

¡Cuántas veces sentada en tus rodillas

Mirando televisión me dormí!

Luego tus brazos poderosos y fuertes

Me llevaban hasta mi habitación,

En silencio y con un beso en la frente

Me dabas tu ternura  y todo tu amor.

Pero “tu nena” creció muy de golpe

Y te viste frente a una mujer,

Más reservada y un poco rebelde

Y mucho más difícil de comprender.

Cuánto  te debo, si… ¡ Cuánto me diste!

Aún cansado de tanto luchar,

Me escuchaste, me reprendiste

Y fuiste un fiel amigo en el cual confiar.

Hoy,  soy el reflejo, soy ese espejo,

Conseguí parecerme a aquel ideal,

Las mismas palabras, los mismos gestos,

La misma forma de pensar y actuar.

Ahora soy madre y tú ese abuelo,

Mis hijos te adoran tanto como yo,

Corren a tus brazos y me veo en ellos,

Continuación de tu continuación.

Cómo explicar la infinita emoción

De volver a vivir mis años de infancia…

Volver al pasado,  sólo viéndolos…

Que corren prendidos a tus espaldas.

Papá… chocolate, escondida y cuento.

Papá…tobogán, jugando y sonriendo.

Papá… plaza, helado, tal vez algún reto,

Papá, “mi papá” corriendo con ellos.

¿Sabes? Es muy tarde y ya tengo sueño,

Pero aún me queda mucho por decir…

¡Todo lo que callé por tanto tiempo!

¡Todo lo que me costó tanto descubrir!

¿Sabes? Aún sigues siendo aquel ideal,

Aunque me dolió mucho no fueras un dios,

Ese modelo de la perfección

Que todos los niños tienden a crear.

Me costó mucho llegar a entenderlo,

Pero hoy comprendo que eres sólo un hombre

Y que yo no soy quien para juzgar…

Ni pretender condenar tus errores.

Papá… querido, ¡Dios!  ¡Cuánto te quiero!

¡Y cuánto te sigo necesitando!

Eres mi apoyo, eres mi consuelo,

Eres la savia que corre en éste árbol.

Papá… calesita, parque, domingo,

Papá… olor a café, leche y tostadas,

Quiero que sepas cuánto te quiero,

Quiero que sepas que no olvidé nada.

Quiero que sepas que aún siento ganas

De que me abraces muy fuerte al llegar,

Que a veces te espero, que quiero verte,

Sólo darte un beso y sentirte hablar.

Y mirarte jugar con tus nietos…

¡Como si fueras otro chico más!

Porque el tiempo no logró hacerte viejo…

Querido abuelo… ¡Querido PAPÁ!

Comentarios9

  • anbel

    Precioso poema, me ha emocionado y conmovido quizás porque yo siento lo mismo por mi padre. Es realmente bonito poder escribir sobre vivencias tan queridas. Seguro que estará velando en todo momento por ti como siempre lo hacia. Un abrazo querida amiga.

    • LIZ ABRIL

      Me alegra mucho que te hayas identificado, porque quiere decir que tu papá es como el mío. Y digo es porque siempre va a estar vivo en mí y en mis hijos. Gracias por tus palabras, amiga. Un abrazo grande!

      LIZ

    • benchy43

      Hermoso, realmente, querida amiga. Tiene la magia del amor de una hija hacia ese ser que le dió la vida y que de ningún modo se puede olvidar. Y al que se seguirá amando hasta el más allá.

      Besos y felicitaciones.

      Ruben.

      • LIZ ABRIL

        Gracias por tu presencia en mis letras, bien lo has dicho la magia del amor, es así y eso no se olvida. Yo sé que esté dónde esté me debe seguir amando igual que yo a él.

        Besos.

        LIZ

      • Edmundo Rodriguez

        Querida Liz ,
        Un profundo suspiro ,
        se extendiò en mi pecho ,
        al terminar de leerlo ,
        luego lo repetì ,
        porque estaba gozando
        ese profundo amor de hija .
        Mi càlido Abrazo .

        • LIZ ABRIL

          Este poema es de hace algún tiempo, en realidad en su momento fue una carta que le entregué. Sé por mi mamá que se emocionó mucho. Es sólo una forma de que haya cosechado y siga haciéndolo de dónde esté, todo lo que sembró en mí.
          Me alegro mucho que le haya gustado.

          Un cálido abrazo también para ti.

          LIZ

        • Johnny Rock

          Ha explotado tu corazón y los sentimeintos han salido con el estruendo y la belleza del agua de Iguazú.Quizás ,milagrosamente una lágrima humedeció la letra P de tu teclado.
          Los buenos papás son nuestros dioses.Luego tenemos que autodefinirnos en la etapa adolescente, y nos puede influenciar el entorno.Es fase de rebelión.Mas tarde,al volver la vista atrás,vemos que somos la rama del tronco que nos dió vida,y nuestras pequeñas ramas,van creciendo.Entonces es cuando apreciamos su grandeza y con nostalgia lloramos,como tu lo has hecho en este fabuloso poema.
          Cada verso una hoja que huele a amor.
          Enhorabuena.Un abrazo

          • LIZ ABRIL

            Se extraña, estuvo hasta sus últimos días conmigo, uno va pasando por distintas etapas, tal cual has mencionado. En una lo juzgué por sus errores, sin saber que la vida da tantas vueltas... y que yo iba a vivir algo parecido y a cometer errores bastante parecidos. Fue un padre que hasta sus últimos días vivió pendiente de mi (su única hija) y de mis hijos, como si fueran propios (ya que su papá no estaba presente todo el tiempo)
            Gracias amigo por tu presencia. Un abrazo.

          • Darkness.cl

            Bello y sensible tu poema amiga...gracias por compartirlo...
            Recibe mi abrazo.
            Nancy

            • LIZ ABRIL

              Gracias Nancy, creo que él merece que lo comparta. Supo generar durante su vida todo ese amor, con sus acciones, con su generosidad, su total entrega tanto para conmigo, como para con sus nietos. Es un pequeño homenaje a quien me dio mi vida y la suya.

              Un abrazo también para ti.

              LIZ

            • El Hombre de la Rosa

              Una hermosa maravilla tu épico poema familiar estimada poetisa y amiga Liz Abril
              Un placer leerte
              Saludos desde Torrelavega de Críspulo

              • LIZ ABRIL

                Gracias Críspulo por tus bellas palabras, este poema es sólo un pequeño reflejo de lo que generó el gran hombre que tuve por padre.

                El placer es mío de contar con tu presencia en mi espacio.

                Un saludo con mucho cariño

                LIZ

              • Maria Hodunok.

                LIZ, sublime canto a tu padre, conmovedor, hago mias cada una de tus palabras ¡¡como se extraña !!, tuve, como vos, el mejor padre del mundo.
                Me hiciste llorar.

                Te abrazo en su nombre, amiguita.

                • LIZ ABRIL

                  Gracias amiga, me alegra mucho que te identificaras con mis palabras, yo quisiera que todo el mundo haya tenido y tenga un papá como el mío! (Incluso mis hijos) Se extraña mucho... pero no creo que a él le guste verme llorar... sólo pensaba en verme feliz!

                  Un abrazo también para ti amiga en nombre de tu papá!!!

                  • Maria Hodunok.

                    L o mismo digo, fue, para mi, el hombre ideal.

                  • Cesar Zamora

                    Hermoso y tierno poema, mi querida amiga Liz, has logrado estremecer mi alma, hasta el punto de arrancarle lagrimas de sentimiento, un abrazo para ti mi querida poetisa

                    • LIZ ABRIL

                      Gracias César por tus palabras, me alegra mucho que haya llegado a tu alma mi poema y no es malo llorar cuando algo nos emociona, tal vez porque nos sentimos identificados.

                      Un abrazo.

                      LIZ

                    • FENIZ

                      que bellos añoranzas, verdades, experiencias fotografías que se van uniendo una a otra para crear recuerdos bellos, gracias por traerme tan bellos recuerdo ,gracias mil gracias,,, saludos fraternales

                      • LIZ ABRIL

                        Gracias a ti por tu presencia y por recordar, añorar y volver un poco el tiempo atrás conmigo. Me alegra mucho haber traído a tu presente esos bellos momentos.

                        Un abrazo fraterno.

                        LIZ



                      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.