Gladys María Henao Cortez.

El Sapo, El Saltamontes y El Camaleón.

Era se una vez un sapo , que tenía tanta hambre...

que no sabia que hacer; de pronto vio  saltar a un pequeño saltamontes y

 se emocionó al saber que le daría algo a su estómago.

Lo qué no sabía era que alguien estaba cazando la misma presa.

El sapo desesperado por comerse al saltamontes;

hizo una pequeña trampa: se escondió en la orilla de ese rio,

donde había unas hierbas  espesas  y espero, y espero hasta...

que al fin llego el pequeño saltamontes.

-Me posare aquí a descansar en este verde pasto y cantaré

mi champeta favorita -dijo el saltamontes-

Había una princesa que lloraba...-Cantaba feliz  el saltamontes-

En el momento en que el sapo se da cuenta de que su presa está cantando;

tira su lengua para tomar al saltamontes, en ese mismo instante el camaleón

hace lo mismo y se enredan las lenguas de ambos. y el saltamontes sale huyendo.

- uf casi que me pescan esos dos hambrientos, dijo el saltamontes-

-Oye que paso? le dijo entre lenguas el sapo temeroso del camaleón-.

-eso mimo me pregunto... si el saltamontes era mío, dijo el saltamontes-.

-¡Y ahora!; comentaron los dos-.

Sin comprender lo que les pasaba  a estos dos  reptiles, dejo de cantar el saltamontes; 

bajo de la finita hierba  y  despúes del susto, llego hasta donde estaban ellos.

Y sin mediar una palabra; salto a hacia sus  lenguas enredadas,

hizo por haber hasta desenredar el paladar de los  reptiles.

Quedaron tan sorprendidos de los gestos del saltamontes.

¿Qué paso?. Confundidos quedaron y no importo nada que...

 ganaron un amigo un más, quien lo creería. 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Una fastuoso cuento literario amiga Glamahecoz
    Un abrazo de amistad y afecto
    El Hombre de la Rosa

    • Gladys María Henao Cortez.

      Muy amable El Hombre de la Rosa por tus palabras; La vuelvo a leer y quede contenta para ser el primero. Un abrazo fraternal.

    • mariarl

      tu cuento o fabula muy bello

      • Gladys María Henao Cortez.

        Gracias mujer por tus palabras, la verdad creo que es fabula, por la moraleja que deja. Inspirarse en redactar cuentos es mas encantador. Un fraternal saludo Mariarl.

      • gaston campano

        Que buena lección que nos dan los animales, nos peleamos por cosa ninguna y quedamos enojados porque no tenemos un saltamontes que nos haga entender lo equivocados que estamos, fue un agrado leer tu trabajo, un abrazo amigable.

        • Gladys María Henao Cortez.

          Sabes poeta Gaston Campano, todavía encontramos personas sin rencores, son muy pocos pero si los hay. Gracias por tus valiosas palabras, me emotiva.
          Un abrazo formidable.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.