Raúl Daniel

¡Gracias, Mamá! (Cruzada por la vida)


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

 

Te hicieron elegir, y te jugaste mamá;

tú no fuiste una más que merca por los placeres;

todos tenemos deberes ineludibles, cumplir

a veces es muy penoso, pero es lo más hermoso:

¡tener la conciencia limpia a la hora de dormir!

 

Me contó papá que tú eres profesional...

y que tu carrera actual es muy bien remunerada...

y que estabas contratada en donde había un futuro,

para ti, excepcional.

 

Yo soy muy pequeño (sabes), hace poco que nací,

pero hay dentro de mí pensamientos que se forman,

y cuando papá me hablaba, créeme que lo entendí.

 

Me mostró la mamadera que había usado mi hermana,

me dijo: -“Mamá te ama y esta vez no va a errar,

su leche te va a dar, ¡no te cambiará por plata!

 

La experiencia que tuvimos resultó muy desgraciada,

tu predecesora sufrió por nuestra gran ignorancia;

creíamos que se compraba todo con el dinero,

y pagamos en su cuerpo un precio que aún no sabemos[1]”.

 

¡Gracias mamá por tus pechos, son mi salud y sustento!

 

A las enfermedades, me dijo, las frenan los anticuerpos,

ellos vienen en la leche que se produce en tus senos,

y que es mejor prevenir a combatir con remedios.

 

Que tiene los elementos: minerales, vitaminas,

agua y calorías en exacta proporción

y en cantidad suficiente para mi buen crecimiento,

(y la prueba es que nunca me he sentido enfermo).

 

Renunciaste a tu trabajo... me dedicaste tu tiempo,

y me enseñaste el amor entre caricias y besos;

un amor, no de palabra, sino palpable en los hechos.

¡Gracias mamá por tus pechos, son mi salud y sustento...!

 


[1] Debido a que unos años atrás participé de varias reuniones en la “Liga Internacional de la Leche”, pude tomar conciencia del gran daño que significa para el ser humano el no tener acceso a la leche materna durante su período de lactancia.

Pues a mí me parece esto un maltrato por egoísmo, ignorancia, desidia, avaricia y otras razones, que hacen que una madre prive a su propio hijo de lo que le es indispensable para el buen desarrollo de su crecimiento o sea que atenta directamente contra la vida, pues no sabe cuál puede ser la consecuencia de la mala alimentación de su bebé.

Comentarios4

  • El Hombre de la Rosa

    Sin una madre que seria de nosotros escondidos en el limbo de la eternidad estimado poeta y amigo Raúl Daniel
    Genial la lectura de tu gran poema
    Un abrazo de amistad y afecto
    El Hombre de la Rosa

    • Raúl Daniel

      Antiguamente, en los albores de nuestra raza, las madres daban tres años de mamar por lo menos.. Tendríamos que preguntarnos el por qué de que ahora se desteta tan pronto, si sabemos perfectamente lo perjudicial que es para la salud de los bebés, nuestros hijos, la raza humana del futuro..
      Un fuerte abrazo..
      R_D

    • Cesar Zamora

      Hermoso poema, mi querido amigo Raul, un gusto poder leerlo, un abrazo

    • Hugo Emilio Ocanto

      La corta lactancia materna, es prácticamente una aberración.
      Mi felicitación, poeta.
      Mi saludo, un abrazo.
      Hugo Emilio.

    • Tizzia Holwin

      Es un poema hermoso
      Y con el mayor de los respetos difiero porque pienso que:
      La conexión entre una madre y un hijo creo yo, va más allá de amamantar, sino de que otra forma podrían vincularse los padres a sus hijos.
      ¿Y todas aquellas que están imposibilitadas para hacerlo son malas, egoístas?
      Traer hijos al mundo es cosa de dos, así como criarlos y alimentarlos, pero sobre todo dar amor, eso, eso creo que nos corresponde a todos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.