Octavio Márquez

Electricidad y fuego

Espada centelleante que parte

en mil pedazos un trozo de madera 

que reposa sobre cenizas y rocio escarlata.


Saetas ígneas apuñalan

el eco de las águilas.

Martilleo incesante de la

péndola con cuello blanco.

Juez y jurado de un coliseo infecto.


Cálamo sin brazos,

desprovisto de voz sobre

lienzos.


Pasos erraticos,

ojos muertos, 

cabello blanco,

piel pálida,

corazón que late...


                                                                 Octavio Aldebarán Márquez.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa definición poetica con arte y rima amigo Octavio
    Un saludo cordial de amistad
    Críspulo

    • Octavio Márquez

      Muchas gracias. Aprecio mucho tu comentario. Saludo cordial de vuelta.

    • Ferbipe

      Me gustó mucho, tiene un bonito perfume sin duda...

      Saludos. Ferbipe

      • Octavio Márquez

        Muchas gracias. Me da mucho gusto que pienses eso de mi poema :D saludos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.