Cuervo4141

El escribano y el gorrioncillo

El escribano y el gorrioncillo.

 

Había una vez un escribano en un castillo medieval , que enamoraba a una princesa, con poemas de amor;
 su pluma mágica, solo puros versos de amor plasmaba en grandes pergaminos, para recitar a esa princesa que le robaba el corazón. ¡Mas de pronto algo desvió su atención!¡Era un bello gorrioncito! Que con su maravilloso trinar a ese escribano le desviaba la atención, sin entender un ¿porque? poco a poco fue olvidando sus pergaminos de amor, que cada día recitaba a aquella princesa, que un día fue su gran inspiración; era tanta su devoción, por los dulces trinos de ese colorido gorrioncito que un día lo atrapo. Y celoso de que alguien más escuchara su hermoso cantar, en jaula de oro lo puso en su habitación real. Y así al levantarse cada día ya no volvió a escribir, solo esperaba ese dulce trinar, más de pronto empezó a notar que ese trinar ya no tenia el embeleso de la magia que el un día sintió.

 Ya el escribano se olvido de recitar esos versos llenos de amor; y ya el gorrioncito su trinar se volvió triste y su magia se perdió.Desconsolado el escribano se preguntaba, ¿Mis versos ya no recito más y ese gorrioncito su canto transformo.

 ¡De pronto oyó una voz que le decía! Mi visita a tu castillo era la vida de mi trinar, por todo ese amor, que en tus versos plasmabas para tu princesa real; y hoy me doy cuenta que todo tiene un final. (Decía el gorrioncito a ese asombrado escribano)"Tu desvió es mi muerte" , porque yo vivía de ese amor y hoy me conviertes en prisionero de tus dudas y lo débil de tu amor.

 Ya no hay más versos para la dueña de tu amor, ya que lo que mi canto era la melodía de esos versos y hoy ya no recitas más y a mi en esta jaula de oro mi libertad se volvió mi pesar. Y las lágrimas de esa princesa son las dagas que sangran mi pecho y me impiden trinar.

 Ya no hay amor, ya no hay melodías al viento, solo tristezas y desolación. Un escribano enamorado hoy perdió su inspiración y solo lamenta su gran equivocacion. Perdió a su amada y la dulce melodía de un gorrioncito que le cantaba al viento todo lo que ese escribano jamás compren-dio.

Comentarios6

  • FENIZ

    una narrativa bella llena de tópicos de profundo amor , decisiones que tomamos en la vida, y paisajes de ella misma que nos colorean , hay momentos en la vida que nos dejamos llevar por amores platónicos que solo son utopías de vidas que deseamos sin pertenecer a ellas, en la vida hay innumerables caminos que podemos tomar solo el tiempo va descubriendo los verdaderos caminos que debemos seguir,bello cuento, te lo agradezco, saludos

    • Cuervo4141

      Gracias poeta por su presencia un honor

    • Darkness.cl

      Triste historia amiga... y con una profunda reflexión...
      Siempre grato leerte...recibe mi abrazo.
      Nancy

      • Cuervo4141

        Mil gracias mi estimada poetisa un gran honor su presencia. Saludos por siempre

      • VOZDETRUENO

        Muy bello cuento, amor tenaz y libertad total, una buena combinación para la felicidad.

        Besos vecinos

        • Cuervo4141

          Vecino siempre un honor su visita. Gracias .ssludos y feliz martes

        • Cesar Zamora

          Hermoso cuento, aunque el final me causo tristeza, mi querida amiga, eres muy buena en esa rama tambien, un abrazo

          • Cuervo4141

            Gracias por el honor de la visita. Saludos y feliz tarde

          • alicia perez hernandez

            Precioso y triste relato a veces atrapamos al amor
            y le quitamos su libertad y deja de ser amor
            para convertirse en dolor porque la esencia del amor
            se termino en el mismo instante en que se le robo
            su libertad... y paro porque me gusto tanto que te quiero
            decir mil cosas... abrazos con todos mis cariños

            • Cuervo4141

              Gracias señora bonita mil besos eternos llenos de cariño.

            • joaquin Méndez

              Hermoso relato que es facil que pase incuso en nuestros dias.
              Un cordial saludo.



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.