Raúl Daniel

Los Sueños de la Manada


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

 

Juan viajó para Buenos Aires

el jueves de la semana pasada,

a trabajar con su hermano, también en la pizzería;

que se encuentra en Belgrano…

y vivirá con su tía en San Francisco Solano.

Espera por unos años trabajar de “cortapizas”

(igualito que su hermano…)

Mucho lloró su mamá, aunque ya está acostumbrada,

su novia no dijo nada, (ni sabe si va a esperarlo,

aquí sobran los muchachos)

 

Latía su corazón en forma desmesurada,

mientras viajaba en el bus, tarde, noche y madrugada.

Pensaba en el futuro, el día en que regresara,

lleno de plata y orgullo, para hacerse su casa,

comprar un auto moderno, televisor y heladera,

y, si lo espera Mariana, hacer familia con ella.

 

Buenos Aires… gigantesco, que a los incautos se traga,

ya mucho le avisaron, allá se trabaja duro,

sin tereré[1]… buen salario.

Algunas de sus vecinas ya se fueron para España,

pero él así no se engaña, más seguro es Argentina;

allí hay parientes y amigos, (algunos ya se quedaron),

allí hay “escuela y salud”, aunque no crezcan los mangos[2].

¡qué lindo va a ser volver a su Paraguay amado,

él no piensa en malgastar, abrirá cuenta en un banco,

ahorrar… mandarle algo a su mamá…

¡y trabajar sin descanso!

 

Un “feroz” equipo de audio, DVD, juegos de muebles,

todo en su casa propia, ¡sin alquileres pesados!

Su sueño va aún más lejos… si la suerte lo acompaña,

en el fondo de la casa dos o tres cuartos y un baño,

para alquilar y vivir de eso en futuros años.

 

Por las noches mensajean por el “celu” de su hermano,

ella le dice -“Te quiero”, él le contesta -“Te amo”,

y se cuentan sus tristezas hasta que acaban el saldo.

 

Ahora se le ocurrió que, cuando crezca el pasto,

comprará una podadora en vez de carpir a machete,

en vez de doblar su espalda…

y los domingos: ¡asado, chipa guazu[3] y butifarra[4]!

 

La “tele” que sea grande, (la que llaman “Cine en casa”),

La lavadora: automática, y una pelota de boley

nueva, para ir a la cancha, (más la red reglamentaria).

 

Juan tiene sus ilusiones, así como tienen todos,

sus amigos, sus parientes, sus vecinos y su novia…

tener una casa grande con cuartos llenos de cosas,

¡un cuadro por la pared, con su equipo campeón!,

no pide mucho a la vida… sólo el sueño del montón,

(ya que no pudo estudiar… bueno, tampoco quería),

y, como dijo su tía, ¡a trabajar como un buey!

 

De todas formas, la ley no pena a los soñadores,

y menos si compran cosas; fábricas, capitales y obreros,

por ahora es lo que sobra…

ser consumista es un sueño y ¡por soñar no se cobra!

 

 


[1] Infusión fría de yerba mate tradicional paraguaya.

[2] Árbol de fruto exquisito corriente en Paraguay.

[3] Tarta de maíz tradicional paraguaya.

[4] Embutido a base de carne de cerdo.

Comentarios3

  • la negra rodriguez

    Cuantos seres abnadonan sus lugares por perseguir los sueños, a veces s e mecanizan o deshumanizan , muy poema Raúl.
    besos.

    • Raúl Daniel

      Pero en realidad no son sus sueños, sino los sueños inculcados por un sistema mercantilista que, como bien dices tú, mecaniza y deshumaniza.. Esto yo lo veo suceder permanentemente aquí, el final de la historia es que cuando el muchacho vuelve, su novia está dando de mamar al hijo de otro..
      Un gran abrazo.. (me estoy preparando para la semana que viene, tengo a varios invitados)
      R_D

    • Miriam Inés Bocchio

      Me gustó mucho tu poema Raúl,los gustos hay que dárselos en vida,sin pensar en el que dirán,al que le guste lo siga.
      Saludos cordiales de Ines Ine

      • Raúl Daniel

        Lo único que hay que cuidar es en pagar su verdadero precio y no que nos vayan a costar más caro de lo que realmente valgan..
        Muchas gracias por tu presencia y comentario..
        Un gran abrazo..
        R_D

      • Cesar Zamora

        Exelentes versos y muy lindo relato, mi querido hermano del alma Raul, un gusto leerte, un abrazo amigo mio

        • Raúl Daniel

          Gracias César, el gusto es mío que no me abandonas a pesar de todo..
          Un abrazo enorme..
          R_D

          • Cesar Zamora

            A pesar de que? no he podido entender esa frase mi querido hermano Raul, si pudieras explicamela mejor, te lo agradeceria en el alma, porque me he quedado muy intrigado, un abrazo

          • Hay 4 comentarios más



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.