Onelia Lor. Kaede

Desasosiego

Temo tantas veces a diario no poder, en la vigilia,

oírte y rozar tu mano. Temo extrañarte hasta el infinito

de la muerte y ser, a causa de no verte, sombra, vaho,

follaje y nada. Temo a la locura de la que huyo

asido a la rutina. En fin temo a tu olvido y a tu lejanía

que quizás sea incurable; y sobre todo temo a morir

tan lejos de ese beso que me dio a un tiempo

la vida y la muerte y otro nombre.

Comentarios1

  • santos castro checa

    El temor hacìa lo indefectible, a lo desconocido, lo cubre los pasos escondidos en el olvido...
    Linda creaciòn, bella poetisa.

    • Onelia Lor. Kaede

      Muchas gracias por el comentario, por cierto he leído sus poemas los cuales me parecen inspiradores y llenos de una envidiable sensibilidad poética. Saludos!

      • santos castro checa

        Estamos en el mismo sendero, Onelia, la vida nos junta para llevar nuestro mensaje de paz, de amor, de fraternidad: no hay destino.
        Linda noche y dulces sueños, poetisa.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.