marcos argueta

el escritorio vacio

Mientras te observaba desnuda
Pensaba en la moral rota y destruida
Mientras inhalaba su olor
No me contenía.

Mientras suspiras profundamente
Mi corazón latía, mis labios resecos
Mi cuerpo sin energía
Mientras te observaba en la mesa
Pensaba en filosofía
Mientras soñabas en el tocador
Restableciendo tu dulzura
El recorrido de mi sangre aumento

Mientras el placer nos invade
Nuestras almas se juntan
Nuestros cuerpos sonríen
Aun sin tocarse

Comentarios1

  • rosada

    Me encanto tu lujurioso poema del alma!
    saludos!

    • marcos argueta

      gracias es placentero el saver que mis escritos le gusten seƱorita ....gracias



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.