Amilcar Cuenca

Alejandome por amor

Comencé un viaje, el más lejos que jamás haya hecho en mi vida,

que me aleja de la tuya, pero me acerca a la conciencia infinita.

Aunque me duela el alma y se retuerza mi corazón, me has dejado de lado.

Lo que antes te hacía feliz, hoy te hace daño, y aunque me duela dejarte ir,

la verdad es que lo que antes nos unía, hoy no te mueve ni conmueve.

 

El no verme te hace bien, y buscas mil excusas para irte cuando estoy cerca;

mis lágrimas de amor te causan repulsión,

y mis palabras sinceras que escapan ahogadas de mi alma, enferman la tuya.

 

No seré plenamente feliz sin ti, porque conocí tu bella compañía

…también tengo otras tres hermosas razones,

pasar el resto de mi vida contigo, y juntos, ver crecer a nuestros pichones.

…y a pesar de haberte visto feliz a mi lado,

ahora en tu rostro se dibuja la lejanía,

y me muestras una paz, que hace un tiempo no veía.

 

…y si bien al verte así he cambiado para siempre,

y mi meta es hacerlos felices como sea,

prefiero mi dolor y tu lejanía, a verte morir conmigo en vida.

…y sin mas egoísmo que hacia mi mismo,

emprendo esta despedida, que me alejará de ti, pero curará tus heridas.

 

¡Adiós amor!

Pronto iniciaré mi viaje, tristemente acompañado de mis sentimientos,

aquellos que con ilusión y mucho amor,

creyeron que algún día construiría un hogar que duraría el resto de mi vida.

…y aunque me iré con mucho dolor y miedo, estaré en paz con mi conciencia,

pues amarte y respetar tu decisión de abandonarme, es lo único que queda.

 

Hoy siento en el alma mi corazón partirse,

pero frente a ti, sellaré con fuego en mis ojos las lágrimas,

porque sé que te hace bien a ti, aunque a mi me parta el alma…

Amilcar Cuenca.

Comentarios4

  • Amorina

    Es muy triste tanto la poesía como el comentario de autor, es muy fuerte lo que expresas.
    Abrazos desde el otro lado del río

  • Amilcar Cuenca

    La tristeza viene de lo mas profundo de mi ser; he amado a mi esposa desde hace mas de 18 años, cuando por primera vez sentí que ella dió vida a mi vida, al escuchar los latidos del corazón de mi hija y sentír en su vientre las pataditas. Dentro de poco mi hijo cumple 15 y mi hija cumple los 18 años, y lloro cada dia al acercase esas fechas, al saber que estando mi compañera y yo separados, cada cumpleaños ya no será en ninguno de nosotros el mismo motivo de alegría. besos y gracias por tu comentario.

  • micaela fernandez

    Hola Amilcar! Muy triste es tu poema pero es infinito el amor que sientes que prefieres que sea feliz sin ti a verla sufrir si ya no quiere estar ccontigo. Eso es verdadero amor. Te dejo un fuerte abrazo, sabes que cuentas con mi amistad sincera y es de todo corazon.
    un fuerte abrazo para ti. Mica

  • Amilcar Cuenca

    Gracias Mica, esto no es resignación, es dolor puro, ya no lloro frente a ella o a mis hijos, pero juro que no hay momento que mis lágrimas no estén al borde de mis ojos. Mi corazón vive cada día al borde del colapso y mis entrañas explotan casi a diario. No se cuanto mas pueda seguir así, pero a ella la veo tranquila. La pena es ver a mi hija sufrir cuando ella se vá y me mata cuando me dice sentir angustia, pero le miento y le digo que ya va a pasar...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.