Esteban Mario Couceyro

El rey esclavo

Como un loco, atrevo mis manos

en viaje a tu cuerpo encontrado

solo mis ojos de ansiedad turbados

no se aventuran, mas allá del horizonte

próximo de los labios.

 

Esto pasa, en alborotado éxtasis

sin querer oponerse a la  gravedad

como fichas de un juego inevitable

viajo, mas allá de los confines

cercanos de tu cuello.

 

Por él, me desbarranco sin remedio

nada detiene nada

mas bien, como un príncipe

gano en pequeñas batallas

algo ya conquistado.

 

Amada, tierra de mi reino

voluptuosa posesión  conquistada

hoy me tienes vencedor

y dispuesto a ser esclavo

de los territorios enamorados.

 

Comentarios2

  • Beatriz Blanca

    Por fin se animó y conquisto su territorio, pero no se exceda que no es para tanto. :)
    Ahora, hablando con madurez, me agradó mucho el poema de amor que hoy nos obsequias.
    Un saludo de amistad.

    • Esteban Mario Couceyro

      El hombre puede ser rey y esclavo de su reinado, pero las mujeres..., siempre llegan a emperatrices...
      Un saludo conformista
      Esteban

    • anbel

      ¿Puede ser el amor una posesión?. Un abrazo.

      • Esteban Mario Couceyro

        Como todas las emociones humanas, las variantes son infinitas, pero en el amor hay una sutil manifestación de propiedad del otro, la monogamia, no es gratis ya que genera un compromiso, en el cual se basa el concepto de familia. Un antropologo, diría que los hijos necesitan una larga estabilidad familiar, hasta la maduración.
        De todas formas, los celos, son un condimento atractivo.
        Un abrazo, de un hombre sin celos
        Esteban



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.