Darío Ernesto

La hermosa dicha



La hermosa dicha

 

Muy  temprano en esta mañana

oia la suave melodía de mis amores al dormir.

Asi he comprendido que el fuego que una vez se encendió

jamás en mi podrá extinguirse

pues esos pequeños, allí en sus sueños

son el fuego que arde en mis venas

aquel fugaz soplo de orgasmos, aquel crisol

que entre tu y yo mujer que encendiéremos

hoy se hizo  en vida

tiernas voces, de nuestras entrañas ellos

todos los hijos del amor y dicha

ya se que con dolores de parto

una madre como tu,  compañera,

como millares de madres dieron a luz  en dolores

y eso nada empaña

en cada niño o niña ese amor y ternura resplandecen

nada existiría sin la madre,

que pariendo  sueños, gozo y esperanza

a cada hijo le bendijo dándole a luz

para siempre en abrazo y vida.

Darío Ernesto Muñoz Sosa

 

Comentarios3

  • Beatriz Blanca

    Hermoso poema lleno de la ternura de un hombre enamorado de su familia. Que Dios te bendiga siempre.
    Un abrazo sincero.

    • Darío Ernesto

      Beatriz que Dios le bendiga hoy y siempre.Gracias

    • MAKENA

      Bela imagen familiar.

      MAKO

      • Darío Ernesto

        bello comentario.Gracias

      • kavanarudén

        Hermoso amigo y poeta.
        Una hermosa melodía que has escuchado y escuchas siempre. Los hijos, la familia es un regalo, un don de Dios.
        Dios bendiga y proteja siempre a tu familia amigo del alma.

        Kavi

        • Darío Ernesto

          Hagase la luz y bendicion amigo del alma en tu huella, gracias por tu saludo de hermanos de mi tierra.Abrazo



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.