LIZ ABRIL

MI QUERIDO DESCONOCIDO

Te imagino de pie... sosteniendo el mate con una mano y en la otra la cortina para espiar el cielo por la ventana. Vaya a saber que soledades pueblan tus pupilas. Vaya a saber qué recuerdos caminan por tu mente. Hoy fue un día, como cualquier otro. Ese ir y venir transitando la rutina. Pasos que se pierden. Sombras que se desdibujan en la pared de la esquina. Y ahí estás de pie, antes de decidirte a caminar el corto espacio que te separa de la computadora. Al fin y al cabo sólo se trata de unir dos soledades que se encontraron entre tanta gente que camina indiferente.

Te imagino sonriendo al pensar que eres el habitante de un pueblo lejano y extraño, casi desconocido.

Al que tal vez llegaste tarde, como llegaste tarde a todo en tu vida.

Será por algo... te repites. Será por algo... Todo sucede por una razón. Y te agrada pensar eso de que los últimos serán los primeros y de que quién ríe último ríe mejor. 

Al fin y al cabo eres un sobreviviente. Eres un soldado de la vida que no depondrá sus armas ni aún llegando el final.

Te imagino corriendo la cortina, aún con el mate en la mano. Sacudiendo tu cabeza de lado a lado, como si con ese simple gesto pudieras alejar los pensamientos.

Caminas, pensando ahora en el tiempo, en ese que cada vez más te preocupa. Ha pasado a ser un factor preponderante, porque la vida no se detiene, porque el mundo sigue girando, porque aún es tiempo de amar, de disfrutar, de ser feliz... pero sin embargo ahora llegas a tu silla y te sientas solo ante ese aparato para buscar en el ciberespacio lo que no encontraste en otro lugar. 

Mi querido desconocido, yo te estaré esperando. Aquí, como todos los días... para acompañarte un rato antes de que cierres los ojos a otra noche más. Yo te estaré esperando para tomar mi desayuno mientras leo tus mensajes. Yo te estaré esperando para poblar  el silencio de versos antiguos y de otros nuevos. Para contarte historias de amores ocultos, secretos y prohibidos, como esos de las cartas que se enviaban por correo o que en otros tiempos llevaba un mensajero. Para irte conociendo de a poquito, noche a noche, día a día, sorbo a sorbo, como ese licor que se toma para entrar en calor en el invierno.

Y tal vez un día nos crucemos en cualquier calle y nos reconozcamos en medio de esa gente que camina indiferente. Y nunca, nunca, nunca... seremos dos extraños.

Comentarios10

  • Andrés Mª

    Hermoso soliloquio. Disfruto de tus escritos por la forma de redactar y conducir tus historias, con intimismo y naturalidad. Y eso es de agradecer.
    Abrazos del corazón.
    El Poeta del Amor

    • LIZ ABRIL

      Yo te doy las gracias Andrés por estar presente en este espacio y leerme. Me alegra mucho que disfrutes mis escritos, porque yo disfruto mucho escribiendo!

      Un abrazo del corazón (como tú dices)

      Liz

    • boris gold

      Fantástico tu relato, me gustó muchísimo, te cuento, nada que ver yo con ese desconocido, lo único que hay de parecido conmigo es que cuando leo tu relato estoy tomando mate.
      Un abrazo

      • LIZ ABRIL

        Ja ja me alegro que te haya gustado Boris! yo también estoy tomando unos mates por acá!

        Un abrazo

        LIZ

      • Cesar Zamora

        Muy hermoso tu escrito, mi querida amiga Liz, es un verdadero placer poder leerte, un abrazo grande para ti

        • LIZ ABRIL

          Gracias César! el placer es mio de que pases por mis letras. Me alegra que te haya gustado.
          Otro gran abrazo también para ti.

          LIZ

        • Tyr

          Ese ir y venir transitando la rutina.

          Y tal vez un día nos crucemos en cualquier calle y nos reconozcamos en medio de esa gente que camina indiferente. Y nunca, nunca, nunca... seremos dos extraños.

          Muy revelador y lindo.

          • LIZ ABRIL

            Gracias por pasar y leerme! Me alegra que te haya gustado.

            Saluditos.

            LIZ

            • Tyr

              Fue todo un gusto, ver que hay un desconocido por ahi esperando dejar de ser un extraño para en una casualidad llegar a tomarse de la mano,....

            • Hay 1 comentario más

            • Raúl Daniel

              ¡Cuántas soledades y tristezas terminarían en tantos, si muchos se conocieran!
              Pero tenemos miedo.. ¡nos hemos quemado tanto!
              Aplaudo tu carta.. es hermosa.. parecía que era para mí.. pero luego ¡sacudí mi cabeza y no vi ningún mate a mi lado!
              Un saludo desde Paraguay..
              Raúl Daniel

              • LIZ ABRIL

                Gracias Raúl por tu visita y por tu lindo comentario. Me alegro mucho que te haya gustado! Tenés razón hay tantas soledades dando vueltas, tal vez en algún punto nos crucemos con ese desconocido y debamos vencer los miedos.

                Un abrazo desde Argentina

                LIZ

              • VOZDETRUENO

                Atrayente carta amiga, hasta me senti desconocido... :D

                Besos amigos.

                • LIZ ABRIL

                  Gracias! Me alegra mucho que te haya gustado. También que te hayas sentido desconocido... hay tantos dando vueltas por ahí... alguno debe ser el de mi cabeza!

                  Abrazo y que tengas un excelente sábado!

                  LIZ

                  • VOZDETRUENO

                    No lo dudo ni tantito amiga, me imagino la larga fila, y todos preguntando, seré yo? :D

                  • la negra rodriguez

                    quizás algun dia se crucen en el caminioa y no s den cuenta que estaban en sus destinosa y pasen de laro o quizas si se encientren para unoir dos soledades bello esc rito.
                    besos

                    • LIZ ABRIL

                      Quizás... quizás... Tantas veces pasamos por al lado de alguien sin saber que ese desconocido algún día dejará de serlo!
                      Me alegra te haya gustado!

                      Un abrazo

                      LIZ

                      • LIZ ABRIL

                        Gracias por acercarte a mi espacio Guardián. Muy bello todo lo que expresas en tu mensaje, en verdad soy yo la agradecida de que leas lo que escribo.

                        Un abrazo lleno de luz.

                        LIZ

                      • alicia perez hernandez

                        Me encanto! nunca se sabe
                        el amor tiene sus ir y venir y pasa a nuestro lado
                        y ni cuenta nos damos
                        sera un encuentro fabuloso
                        abrazos con saludos
                        (gracias por dejar tu huella en mis letras)

                        • LIZ ABRIL

                          Gracias a ti Alicia por acercarte a este espacio y por tu comentario. Me alegra que te haya gustado.

                          Un abrazo.

                          LIZ

                        • shoss

                          Son buenos tus escritos gracias. Felicidades.

                          Un abrazo.

                          • LIZ ABRIL

                            Muchas gracias por acercarte a este espacio y leerme. Y por tu comentario!
                            Un abrazo.

                            LIZ

                          • kavanarudén

                            Tu pluma tiene una magia especial la cual me envuelve lentamente mientras comienzo a leerte. Una vez en tus escritos, cuando eco que esta llegando el final, quisiera que ese final no llegara y que tu lectura, el leerte se prolongará en el tiempo.
                            No tomo mate, es lo único que me diferencia de ese "tu querido desconocido" parece que has entrado dentro de mi identificando miedos y preocupaciones. La sensación de llegar siempre tarde y la expresión: "será por algo" es mía, "la he inventado yo" (manera para expresar lo tanto que me identifico con ella) ser ese soldado que no depondrá jamás las armas, he perdido en mi vida muchas batallas, pero jamás perderé la guerra de mi propia existencia....
                            En fin amiga, me has tocado, por enésima ves dentro, y la cosa me resulta muy placentera.
                            Estos días de ausencia pensaba en ti, en tu escribir constante, en tu mate, en tu bici.....
                            Que lindo contar con tu amistad y quizás algún día nos crucemos en una vía llamada vida.
                            Te quiero mucho.

                            Kavi



                          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.