EDUARDO FAUCHEUX

AMOR ANIMAL



AMOR ANIMAL

 

La "presa", bella, tímida e indefensa,
como Bambi recién nacida y temblorosa,
espera dolida y sufriente, mientras piensa,
en cómo esconder sus amores, triste y llorosa.

*

Mientras tanto, a todos los cazadores de corazones
se les "achinaron" los ojos, sagaces, super atentos,
pagados de sí mismos, ganadores y campeones,
como Velociraptors, de carne hambrientos.

*

También aparecieron los Aliens errantes
que como unos tontos zombies caminantes,
vinieron buscando esos bellos cuerpos, babeantes,
buscando enamorarlas, ¡estúpidos cretinos, delirantes!

*

Pero, cada tanto, algún Vampiro draculiento aparece,
dispuesto a morder esos cuellos de mortal manera
desde madrugadas tardías hasta que amanece,
inyectando su venenoso amor en la catrera.

*

Pero aquellos Velociraptors hambrientos,
que no respetan, siquiera, las almas dolientes
de todas esas damas con lastimados sentimientos,
atacan feroces, impaciente, de féminas... ¡sedientos!

*

 

Eduardo Faucheux

01-07-2014



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.