Maury Zambrano

La ignorancia de nuestros ojos

 

Tienes la mirada distraída sin saber hacia dónde dirigir tu atención.

Me miras y crees que no lo sé, pero sé que piensas lo mismo que yo;

y que te encuentras ignorando tus sentimientos como lo suelo hacer.


Pierdes dirección porque es más fácil quedarse perdido y ser encontrado,

que encontrar por ti mismo el motivo de ser, de estar allí.

Estoy segura que no harás nada así como yo tampoco haré nada:

hacer que te acerques a mí.


Alzarás el vuelo y seguirás viajando a nuevos horizontes,

aterrizando en tierras desconocidas. Y yo haré lo mismo.

Porque no quiero perder lo que he conseguido contigo, y tú tampoco.


Tú supones que te observo cuando no me ves,

porque también lo haces tú cuando no te estoy observando.

Y no viene al caso pensar en mí cuando no estoy allí,

o pensar en ti cuando tú no lo estás.


Pero cuando nuevamente me ves te detienes a pensar

durante medio segundo, al igual que yo:

¿por qué yo no? ¿por qué tú no?

¿Por qué no una historia de ambos?

Comentarios2

  • Maria Hodunok.

    Maury, es todo un canto de esperanza el que nos estás regalando.
    Preciosos versos, con nostalgia, pero una luz que se vislumbra al final.
    PRECIOSO LEERTE, POETISA.

    CARIÑITOS.

  • Maria Hodunok.

    Maury, es todo un canto de esperanza el que nos estás regalando.
    Preciosos versos, con nostalgia, pero una luz que se vislumbra al final.
    PRECIOSO LEERTE, POETISA.

    CARIÑITOS.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.