Raúl Daniel

Adulterio


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

Adulterio

 

Vea Doctora, no le miento,

ni tampoco ocultaré cosas que pienso,

si he venido a verla es por algo...

y es que he sido acusada de adulterio.

 

Mi marido presentó ante la justicia

ya los cargos, y va a juicio

el reparto de los bienes...

el lavado del honor...

la tenencia de los hijos.

 

Sí, es cierto, me encontró con otro hombre,

no lo niego...

y no crea que de ello me arrepiento.

Si pasó fue tan sólo y justamente...

¡porque había llegado el tiempo!

 

Hace más de veinte años nos casamos,

¡cuán hermoso fue al comienzo...!

yo recuerdo nuestros planes, nuestros sueños...

los románticos momentos...

sus caricias y sus besos...

las promesas del eterno sentimiento.

 

Siempre supe y entendí que su trabajo

le llevaba mucho esfuerzo,

y, en mi casa yo, procuraba

que un oasis encontrara a su regreso.

 

Pero, paulatinamente, él fue cambiando,

ya no era cariñoso como antes,

regresaba cada vez más tarde,

y a mi justo requerir, se hacía el huraño.

 

Una vez me castigó (nunca lo olvido),

y también amenazó con ausentarse,

yo fingía por los hijos

(pero ya sabía que tenía una amante...)

 

Tal vez fui tonta o cobarde

y no hice que respete mis derechos,

permitiendo que se sumen tantos hechos,

que llevaron hasta el punto de odiarle.

 

Yo no sé si usted entiende de estas cosas

y seguramente me hallarán culpable,

pero, a mi manera ¿sabe?

simplemente, lo que hice fue cobrarme...

 

¡Yo me siento la víctima... estafada!,

¡me robó la juventud y la ilusión!,

¡es por eso que lo hice en su cama

y elegí como hombre a su patrón!

 

Solamente quiero... abogada,

que le pida por mí... ¡perdón a Dios!

 

Comentarios4

  • Cesar Zamora

    Hermoso poema mi querido amigo del alma, espero siempre con ansias tus escritos, por entretenidos e impactantes, mañana subo uno por ahi que hice, un abrazo grande poeta de fuego y guerra

    • Raúl Daniel

      Gracias César.. yo creo que no debemos hacerle "mala cara" a ningún tema, a mí, cuanto más álgido sea, más me gusta tratarlo..
      Un abrazo fraterno..
      Raúl Daniel

    • la negra rodriguez

      Ay Dios amigo, es tan real tu historia, los hombres acusan de pecado lo que ellos llaman hombroya y aventura. como matan el amor de la esposa, como ella es victima d elos m´pas tremendos bejamenes, pero buenno las mujeres tenemos qu saber obrar dignamen te y rechazar una situaci´pn a tiempo. cuando una relación no va más es mejor cortar por lo sano y nop verse sometidas a tremendas situaciones.
      besos.

      • Raúl Daniel

        Totalmente de acuerdo contigo, Silvi, es lo que deberían hacer todas, pero ya ves.. algunas por los hijos.. otras por comodidad.. etc.. no lo hacen a su debido tiempo, que es ¡EN LA PRIMERA! y pagan con horribles consecuencias..
        Gracias por tu comentario..
        Un gran abrazo y que nuestro Dios te bendiga siempre!!
        Raúl Daniel

      • Criticón

        Adulterio es pecado mortal! Entonces porque pide perdón a Dios o acaso no sabía los mandamientos, o era mas su sed de venganza? Pero esa es una sola que atraparon con la masa en las manos, pero cuantas se escapan de no ser descubiertas, pero de lo que si no se escapa uno es de vista de Dios! Yo me pregunto si Dios del que muchos creen perdona los pecados de sus mandamientos, como perdonará a un hombre que decapite a otro? Y yo he visto a un Musulman decapitar a un cristiano por su Dios Alá, si Mahoma fue un profeta del mismo Dios, como es que los dioses son diferentes y las escrituras cambian de uno a otro o hay mano negra que escribe según su conveniencia? Bueno muy controvertido...
        Esta mujer se traiciono así misma, antes traiciono el amor de sus hijos y su familia, lo menos es traicionar al marido infiel! Aplicó la ley del Talión y yo digo que es culpable, como lo somos muchos y no necesitamos un juicio, eso si, si no trabajaba le va a dolor mucho... Pues quien no trabaja no debe de comer según las escrituras... Y el que come de mas también es pecador... jejeje

        • Raúl Daniel

          Sí, mi estimado amigo, tú tienes razón el que no trabaja ¡qué no coma!, ¡ojala así fuera en todo el mundo!, entonces todos los políticos mentirosos y todos los dirigentes religiosos mentirosos que viven a costilla de los que sí trabajan (mos), además de todos los haraganes ¡SE MORIRÍAN DE HAMBRE! Y ¡SE TERMINARÍA ESE FLAGELO DE LA MENTIRA ( y también la vagancia)!
          Tú dices bien, siempre han existido las “manos negras” que quitaron o agregaron a las escrituras o que las torcieron a sus conveniencias, comenzando por los judíos que cuando cerraron el Canon del Antiguo Testamento no quisieron incluir el libro de Enoc , qué todos bien sabían que venía de Dios y que luego fue citado por Jesús y apóstoles.. y hasta un Papa (Prisciliano, año 380 y posteriormente confirmado por la Santa Inquisición y refrendado en un decreto de León XIII en año 1897) agregó a su gusto en la 1ª Carta de Juan 5:7, para afirmar doctrinas (Comma Jojhanneum).. etc.. etc..
          Volviendo al tema del poema, te digo que Jesús perdonó a la adúltera y también nos aclaró que con solo mirar deseando a una mujer es como si nos hubiésemos acostado con ella, pregunto entonces: ¿Quién está libre de pecado?
          Yo le perdoné a mi segunda esposa que me engañase con otro, pero (más tarde) igual me separé de ella porque era mentirosa.. Pero esa es otra historia..
          Un saludo de sincera amistad..
          Raúl Daniel

        • Carmen Ubeda Ferrer

          Casos y cosa de la vida, amigo mío.

          Saluditos de

          Carmen.

          • Raúl Daniel

            Sí, Carmen, como tú dices es.. “casos y cosas de la vida”..
            Quiero que me perdones, que recién te contesto el comentario, no andaba bien mi conexión a Internet, se me cortaba a cada rato, no sé si era mi compu o el servidor..
            También quiero que me perdones que yo no paso casi por tus letras y te voy a repetir lo que dije a otros, por qué lo mismo vale para ti: -“ Deberás perdonarme que paso muy poco por tus letras, pero no es sino porque tengo tanto que trabajar, que tampoco paso por las de otros y esto me apena, pero es mi realidad.. soy pobre.. estoy en un país donde poco se aprecia lo que hago y debo esforzarme mucho para poder continuar.. y ¡no quiero dejar la escritura! para hacer otra cosa como casi todos los escritores de aquí hacen (tengo un amigo poeta que escribe hermoso y ¡LIMPIA PARABRISAS EN UN SEMÁFORO!).. Entonces, cuando veo que algunos me leen y comentan a pesar de esto (como tú haces), me emociona y comprendo cuánto amor me tienen.. además me estimula muchísimo a seguir batallando.."
            Te agradezco de todo corazón, Amiga Carmen, y envío un gran abrazo fraterno!!
            Raúl Daniel

            • Carmen Ubeda Ferrer

              No tienes que disculparte por nada en absoluto, no llevo la contabilidad de quién lea mis poesías o no. Así es que yo leo las tuyas por que así lo deseo y las disfruto.
              Mucha suerte en todo lo que emprendas y no dejes de escribir y publicar tus poemas.

              Un abrazo

              Carmen.



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.