Raúl Daniel

Migajas...


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

Migajas...

(Historia verídica de N.N. que me relató su hermana la Sta. R.)

 

Creaste en mí, un cielo con palabras dulces,

colmado de estrellas de distintas luces...

y dejé a la niña en tus suaves besos

y a partir de ello me volví mujer.

 

Me hiciste saber que en mi cuerpo había

secretos rescoldos que a tu toque ardían

y me hiciste creer que me moriría

si tu boca estaba lejos de la mía...

 

Y después te fuiste, de a poco, alejando;

fue por tu familia que te iba empujando

a ese precipicio, infierno terrible que fue tu desprecio,

y en el que (implacablemente) me fui desollando.

 

¿Qué importa si tienen, y yo no, dinero?,

¿acaso es que el oro te dirá: -“Te quiero...”

te hará mis caricias... o expondrá mis senos?,

¿él tiene ese fuego con que yo te enciendo...?

 

Después de la lucha, el dolor y la ausencia,

vino la conciencia de que no había muerto,

y entonces mis pasos tomaron el rumbo

de un olvido leve... (pero al fin, olvido).

 

Hoy que estás herido por tus arrogancias,

y los años tienen su peso, me extrañas...

¿Qué te has creído con estos reclamos,

que, en triste lamento, traes a mi oído...?

 

Si quieres saberlo, también aún te amo,

el fuego que un día dejaste encendido

lejos de apagarse me sigue quemando...

pero oye, que también yo tengo que decirte algo.

 

Cuando me tomaste tenía quince años,

y tú, diecisiete (¡nuestras ignorancias juntamos!),

¡todo era tan bello!... y nos enamoramos;

no importaba nada, todo lo podía ese amor tan fuerte.

 

Después me dijiste entender más cosas,

que tenías deberes, que no todo era poesía y rosas...

y yo soy mujer... ¿qué quieres que haga?,

te dejé partir como hacen las hojas al sol que se escapa.

 

Pasaron tres años y llegó David,

un muchacho bueno que veía por mí;

yo no lo quería... pero fue así:

Me tuvo paciencia, cerró mis heridas, me hizo feliz.

 

Debo confesarte que también le amo...

y, aunque para fuegos que queman primero

ha llegado tarde... ha logrado darme

la paz, el sosiego y la tierna dulzura... casi de una madre.

 

No quiero dejarlo... ¡No voy a dejarlo!,

a su lado tengo cimientos y un ancla;

seré lo que él quiera: su esposa o su amante...

y si tú me quieres (ya que con tu fuego me gusta quemarme),

cuando tenga tiempo y él no me requiera...

podría llamarte... y darte migajas.

Comentarios8

  • Corazón

    Gran poeta ,logras atrapar como un buen cine.Historias hilvanadas con la poesía a mi personalmente me encantan.
    Un gran abrazo

    • Raúl Daniel

      Sí amigo, a mí también me atrapan las historias reales, porque bien dice el dicho: La realidad supera la ficción..
      Gracias por acercarte a mis letras..
      Un gran abrazo..
      Raúl Daniel

    • la negra rodriguez

      Esas migajas estan demasiado para quien n o dio mucho o no dio nada, buenisismo poema.
      b esos.

      • Raúl Daniel

        Gracias Silvi por participar con tu comentario, A mí la historia me la contó su hermana, y yo entendí que la protagonista gozaba del primer novio tanto que quería tener relaciones con él, sólo que al actual novio (David) también lo quería.. y su hermana me preguntaba: ¿Cómo es posible que pueda quererlo a los dos?.. Pero aquí en Paraguay mucha gente opina que sí, que se puede.. (yo pienso que son cuestiones culturales, para eso te tendría que contar la historia de este país que es larga y triste).
        Un gran abrazo, amiga..
        Raúl Daniel

      • bambam

        Historias muy buenas amigo Raúl
        me encantó leer tus letras.
        fuerte abrazo
        bambam

        • Raúl Daniel

          Gracias por tu comentario Amigo Bambam..
          Tengo varias historias para contar hechas poemas y las voy a ir subiendo de a una..
          Un gran abrazo fraterno desde Paraguay (donde ¡cada historias que hay!)
          Raúl Daniel

        • Hugo Emilio Ocanto

          Excelente y muy buen poema has plasmado a través de un relato.
          Tema ideal para llevarlo a la pantalla grande.
          Felicitaciones, amigo mío.
          Un abrazo.
          Hugo Emilio.

          • Raúl Daniel

            Gracias Hugo..
            Ya hace años que concateno historias hechas poemas y las he ido agrupando en mis libros.. pienso ir subiéndolas una por una.. y espero que siempre te gusten, aunque algunas son muy tristes..
            Un abrazo fraterno..
            Raúl Daniel

          • arnaiz

            Amor compartido a una tercera persona, pienso que es un poco egoísmo por su parte y a la larga uno saldrá herido...Un abrazo.

            • Raúl Daniel

              En realidad yo no lo veo como amor compartido, el amor es otra cosa, para mí es simplemente sexo compartido, promiscuidad, que aquí en Paraguay se da mucho.. y sí, estoy de acuerdo contigo, más, yo creo que a la larga todos salen heridos..
              Que yo publique poemas con casos reales no significa que esté de acuerdo con la conducta de sus protagonistas.. sólo los expongo, a veces, incluso los realizo en primera persona, pero no es que sea yo el protagonista, sino qué, por que eso le da más realismo..
              Gracias por darme tu valiosa opinión, amigo Arnaiz..
              Un abrazo..
              Raúl Daniel

            • lindaestrella

              Suele suceder, si no valoran ese amor tan puro, otro viene y le da el valor que merece . . . Estupendo poema, abrazos!!!

              • Raúl Daniel

                ¡EXACTAMENTE CÓMO TÚ LO HAS DICHO!!..
                Gracias por darme tu opinión, que valoro mucho.
                Un abrazo..
                Raúl Daniel

              • claudia07

                me atrapan y emocionan tus letras amigo , abrazos

                • Raúl Daniel

                  Mis temas están tomados de la más cruda realidad y no me gusta tanto adornarlos o suavizarlos, la vida es dura.. para todos.. mejor sería que los poetas que somos los más antiguos comunicadores de la raza humana ¡NO MINTIÉRAMOS POR CONGRACIARNOS CON EL PÚBLICO!.. ¿no te parece?
                  Gracias mil por lo que me dices.. (mañana alzo otra de esta clase que te gustan)
                  Un fuerte abrazo desde Paraguay..
                  Raúl Daniel

                • Cesar Zamora

                  Hermoso tu arreglo a ese relato de la vida real, con tus bellas palabras y rimas le has dado tanta vida...que casi parecia que estaba ahi junto a ellos, un abrazo mi querido hermano y poeta de fuego y guerra Raul

                  • Raúl Daniel

                    Gracias César por tu comentario, te cuento que voy a seguir unos días publicando hasta verter todos los poemas del capítulo de féminas del libro "Amores Míos y Amores de Otros".. espero no aburrir..
                    Un abrazo gigantesco mi querido hermano de guerra, ¡SIGAMOS ECHANDO FUEGO!
                    Raúl Daniel



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.