la negra rodriguez

LA PLAÑIDERA



LA PLAÑIDERA

Llegó al pueblo la noticia

Que en un hospital de la capital

Quizás por falta de pericia

Su amante llegó a su final.

 Cuando el cuerpo lo trajeron

En la calle principal

La gente se alborotó.

Hay que enterrarlo dijeron…

En medio de la multitud

Con  gran dolor escondido

Presa de mucha inquietud,

Por aquel que   ha partido

Una hermosa joven llora,

 en silencio su dolor

porque  el hombre que llegaba

 dentreo de  aquel ataúd

era su secreto amor.

De su negra cabellera

Se han desprendido las vinchas

Y sus grandes ojos negros

Se le volvieron abismos

Por donde cae su alma

Que nunca más tendrá calma.

Otganizaron los ritos

Del funeral necesarios,

El cortinaje de luto;

Legaron flores y cruces;

Contrataron plañideras

Para que lloren las penas.

Pero… entre el coro de llantos,

Esa hermosa joven llora,

Y nadie sabrá que esa plañidera

Era solo una impostora

Y llora sinceramente

Por aquel  que ella  aún adora

Y llora desconsolademente

Con su verdad en secreto…

Ellos se amaron a escondidas

Pues era un  hombre casado

Su amor  no pudieron decirlo

Pues  es pecado sentirlo.

La plañidera sombría

Con su tez palida y mustia

Abraza  al ataúd

Y  deja en él su elegía.

Cuando el sepelio fue hecho

Ella desapareció,

Dicen que nunca volvió

Y  hoy  esta en un  convento

Con su  amor en sus adentros…

reza y llora por las noches

presa de muchos tormentos.

 

Comentarios15

  • Raúl Daniel

    Esa plañidera no será la secretaria de mi poema?.. digo.. o será que los hombres casados tienen éxito por todas partes?.. (já, já)
    Muy lindo tu poema..
    Un abrazo fraterno..
    Raúl Daniel

  • nellycastell

    hermoso tu poema y muy sentido.Te abraZO

  • Carmen Ubeda Ferrer

    Muy bueno tu cuento hecho poesía, querida tocaya. Con el final correspondiente en aquellas épocas.
    Un abrazo de Carmen.

  • Ramon bonachi

    Excelente poema mi querida amiga, un fuerte abrazo

  • Cesar Zamora

    Ahora si la completaste mi paisanita bella, que hermoso, y por si fuera poco inspirado en mi artista favorito del mundo, mi querido y recordado Leonardo Favio, al cual por cierto lo imito desde los 14 años (y dicen por ahi que soy su doble) gracias por traerme esos bellos recuerdos, un abrazo

  • soki

    QUERIDA NEGRITA,
    LINDA HISTORIA TRISTE FINAL. PERO EL AMOR ES ASI UNO SE ENAMORA SIN PENSAR Y A VECES GANA Y OTRAS PIERDE.

    BESOS Y ABRAZOS , SOKI

  • boris gold

    Hermoso relato Negrita, me remontas a relatos que contaba mi abuela.
    Un abrazo

  • Beatriz Blanca

    Hermosa y triste historia nos has regalado, sobretodo por estar extraordinariamente bien escrita. Un placer pasar por tu espacio Silvi.
    Un abrazo lleno de admiración.

  • Diluz

    Del amor secreto el llanto
    desgarrado de tu pena,
    llora llora Plañidera
    por tu amante en el entierro,
    solo Dios sabe tu pena
    ¡entre el cielo y el infierno!.

    Dolor secreto es DOLOR,
    llanto que lacera el pecho.
    llora el AMOR a su AMOR…

    y así el poema está hecho.

    Ya vez querida Negri
    como viviendo tus versos
    sale mi pluma al encuentro,
    de ese dolor el lamento
    que tu Poesía desangra.
    Se acomodan estos versos
    a tus mismos sentimientos
    donde el Poema nos habla
    cobra vida ese momento,
    así el amor del Poeta,
    inspiración que fascina,
    nos va llenando de vida,
    el ¡Poeta es Poesía!,
    alimento placentero,
    de quien los ama y se nutre,
    para poetizarlos luego.

    Esos amores secretos de los amantes, siempre serán fuente inagotable de inspiración,
    Si el Poeta no se inspirara del AMOR, (de todo lo que el AMOR significa, no existiría la Poesía. Es mi humilde opinión Negri, y con esto tal vez, aunque no sea particularmente el lev motive de este comentario, vuelvo a responderte así, esa pregunta que por allí dejaras en otro comentario.
    Un beso grande, y en cuanto a Leonardo Favio, que ya está en el cielo amoroso de los Poetas inspirando a tu pluma, así como en el eterno recuerdo de quienes lo admiramos y llevamos en el corazón, desde sus comienzos, te agradezco infinitamente como argentina, ese profundo sentimiento que guardas por el y por tantos cantautores, y conjuntos musicales, tradición nuestra argentina, heredado de ese amor tan grande por tu querido padre que tan hermoso nos supo cantar. Probablemente un día seamos un solo suelo hermanado no solo en tradiciones populares sino en el destino común que aún la historia nos debe a la AMERICA GRANDE DEL SUR, tierra de PAZ Y TRABAJO, un generoso hábitat, (a pesar de todo lo malo que insiste a imponerse en el mundo) donde aún la prosperidad podrá germinar de esa semilla de AMOR que todos plantemos, agradecidos del AMOR DE DIOS, por este maravilloso PARAÍSO EN LA TIERRA. Ojala así lo entendamos, se que es una utopía que se abriga abrazada de tantos brazos amantes de la PAZ, pero si no creemos en NOSOTROS ya muy poco podremos esperar.
    Me duele en el alma tanta intolerancia de muchos, amiga, cuando algunos sazonamos la VIDA con AZÚCAR, otros con SAL, hasta ahí lo justo y necesario, otros la sazonan con HIEL, pues no pueden ver mas allá del sentimiento tacaño de su pequeño ser que termina causando el mas grande de los daños, pretender que todos tengan una sola visión acorde a la propia suya, ( se alejan y nos repelen) lamentablemente abriendo la brecha necesaria para nunca alcanzar la tan nombrada y deseada PAZ, otorgándole así a la GUERRA su plato favorito, donde la HIEL amarga el justo alimento que debe ser para todos el pan nuestro de cada día, ese maná del cielo que es el ¡AMOR QUE TODOS NOS MERECEMOS!.
    Discúlpame Negri, que me haya extendido y abierto un abanico con mis dedos sobre el teclado, hay días que me despierto con ese sabor tan amargo que jamás deseo para mi ni para nadie, pero que a veces nos da a degustar eso que no deseamos ni vivir ni leer, pero nos pasa cuando SOMOS EL OTRO, aunque ellos NO SEAN CON UNO, lamentablemente. Y es que así lo entiendo que solo adquirimos amplitud de criterios cuando también dejamos ser al otro, aunque no sea de nuestro mismo sentimiento y pensamiento, sin embargo cuando hay VERDADERO AMOR POR EL PRÓJIMO nada debiera separarnos los unos de los otros, salvo LA MENTIRA, que es fiel compañera de la HIPOCRESÍA, el doble discurso, y la falta de respeto unido el ingrato desamor hacia quienes sabemos brindarnos sinceramente.
    Creo que hoy podría seguir escribiendo hasta gastar el teclado, pero otros tiempos me reclaman, y deseo con todo este discurso mío no haberte molestado Negri, ya que tu espacio es tuyo, pero como te se amplia y generosa, te abrazo con mi cariño de siempre y ojala que este desahogo mío no sea en vano, sino que de ser leído abra a cada quien su propia reflexión, algo que nunca debemos dejar de hacer y es REFLEXIONAR, sobre lo que realmente queremos y cuanto hacemos cada uno para conseguirlo. Quien habla de AMOR debe obrar con AMOR, con VERDAD. como dijo SAN AGUTÍN, “AMA Y HAS LO QUE QUIERAS”
    Ya entrando en la SEMANA SANTA, Dios quiera iluminarnos a todos. A los pies de la Cruz del Santo, todos los santos con el, y quienes aún penamos en la tierra, un ruego a toda la humanidad. “NO MATARÁS”. Ni al cuerpo ni al espíritu libre con su alma y pensamiento, somos todos hijos de un solo DIOS CREADOR, si así creemos, seamos dignos de ello.
    Mi cariño de siempre para ti, Negri.
    Diluz

  • mariarl

    un gran amor un bello secreto

  • Andrés Mª

    Precioso relato nos versas, Silvi, con estilo y sentimiento, que nos hacer vivir esos momentos de dolor de la amante-plañidera, aunque sólo fuera amante.
    Un placer haberlo leído.
    Abrazos del corazón.
    El Poeta del Amor

  • Maria Isabel Velasquez

    DEJANDO SU DOLOR EN LLANTO SINCERO... CREYERON ERA UNA PLAÑIDERA
    ME ENCANTO LEER TU INSPIRACIÓN
    FELIZ INICIO DE SEMANA
    ABRAZOS DTB

  • RUBIEL ANDRES ESCUDERO B

    guarda u hermosura para escribir tienes tanto talento en tu bello corazón me fascino preciosa dama besos

  • kavanarudén

    Hermoso amiga.
    Hermoso y sentido.
    Me hiciste recordar las plañideras de mi pueblo.
    Una hermosa historia de amor escondido, prohibido en tus letras.
    Que gusto leerte.
    Dios te bendiga.

    Kavi

  • Hugo Emilio Ocanto

    Sentido y maravilloso poema, Silvi.
    Besos.
    Hugo Emilio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.