Cesar Zamora

Los dias de mi infancia

Los días de mi infancia, nunca olvido

cómo esperaba las vacaciones con afán

las ansias me hacían casi enloquecer,

tenia que esperar por tantos meses

para ir a mi terruño, tan querido

a la bella ciudad que me vio nacer

a mi Cuenca querida, altiva en los Andes

con sus veredas y valles de verdes colores

y sus ríos largos de piedras sonoras

que llenaban de vida, los días de sol...

 

Ahí mis amigos, compañeros de siempre

que igual de impacientes esperaban por mi

para correr por los montes cual veloces saetas,

a jugar a los trompos, y volar las cometas

a inventarnos mil guerras y a ser los caudillos

o a emular caballeros, conquistando castillos

cuántas veces soñamos, ser Pelé o Garríncha

cuántas pelotas botamos, para atrás de la finca

y los gritos de abuela, que casi siempre te trinca...

 

Los días de mi infancia, fueron tantos

como tantos los recuerdos que viví

de esos tiempos tan felices, nada queda

los amigos ya crecieron, ya no están

sólo el alma entristecida del recuerdo

de esos días que ya nunca volverán...

 

CAZA

19/02/2014

Comentarios7

  • María

    Qué lindas letras matinales =) Uno te lee y se retrotrae a estos lindos temas que detallás. Gracias por contarnos sobre vos y por llevarnos a la evocación de tiempos preciosos.
    Un abrazo,
    Meri.-

    • Cesar Zamora

      Gracias querida amiga Maria por sus palabras, reciba saludos

    • El Hombre de la Rosa

      Muy gratificante y hermosa la lectura de tu poema de amistad estimado poeta y amigo Loquisstar
      Saludos de amistad de Críspulo
      El Hombre de la Rosa

      • Cesar Zamora

        Gracias mi querido amigo Crispulo, reciba mi mas cordial saludo

      • macridi

        La infancia es generalmente la etapa de la vida que más nostalgia nos provoca y nos inspira para escribir, ya en poema, ya en prosa. En mi perfil puedes leer algunas vivencias de mi infancia transcurrida hace ya tanto tiempo en una ciudad de Uruguay, llamada Mercedes. Te dejo mi Felicitación y mi saludo fraterno. macridi (seudónimo)

        • Cesar Zamora

          Gracias bella dama por su bonito comentario reciba saludos de este su seguro servidor

        • el poeta del abismo

          Me identifique mucho con sus lineas
          Realmente emotiva la lectura
          Saludos de amistad

          • Cesar Zamora

            Muchas gracias por sus palabras mi querido poeta del abismo, saludos de amistad para usted

          • Maria Hodunok.

            Hermosos recuerdos, poeta.
            La infancia, la mejor etapa de nuestra vida, tan diferente a la de ahora.
            Nos hace muy bién leer estos versos preciosos.

            Cariñitos.

            • Cesar Zamora

              Gracias amiga mia, asi es , creo que esa es la mejor etapa de nuestra vida, un abrazo

            • Corazón

              Uno se pone a recordar nostalgicamente los tiempos idos y cae más de un lagrimón.Pero es una tristeza linda y natural que nos trae la vida a todos.Me encantó mi gran amigo.
              Un abrazo

              • Cesar Zamora

                Gracias mi querido amigo y poeta Corazon, un abrazo fraterno desde RD

              • Raúl Daniel

                Casi- casi me haces llorar.. pero es lindo recordar a veces.. sobre todo cuando se ha tenido una niñez como la tuya.. disfruta de tus sanos recuerdos, amigo Loguisstar.. ¡no quisieras tener los míos!
                Un abrazo..
                R_D

                • Cesar Zamora

                  Gracias mi querido y estimado amigo Raul, los recuerdos de la infancia son muy hermosos, pero a veces son tambien muy dolorosos, pero hay que dar gracias a Dios que aunque a veces la vida nos maltrata un poco, tenemos la entereza de lograr salir adelante. saludos y un fuerte abrazo amigo

                  • Raúl Daniel

                    Te agradezco enormemente tus palabras.. realmente me hacen bien.. pero quiero decirte que de lo que hablo no es de un poco de maltrato que la vida pudiera darme.. sino de un castigo sistemático y diario, igual a las torturas más escalofriantes que la ficción pueda imaginar.. mi hermana padeció lo mismo.. pero ella no tuvo la suerte que yo.. ella terminó demente.. Yo creo que me salvé porque cuando me iba de la casa de mis padres (la primera fue a los cinco años), encontraba quien me recibiera con amor (tías, etc.).. ella, pobrecita, no..
                    Envidio tu niñez.. de verdad.. te envidio..
                    Un abrazo fraterno..
                    Raúl Daniel

                  • Hay 2 comentarios más



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.