Dyanira

En la piel

Tardes ardientes de fuego que encendían nuestros cuerpos,
dedos que acariciaban como llamas en la piel.

Calor que inunda con ternura nuestro amor,
cuando incansablemente demostramos el deseo,
que arde en nuestros cuerpos.

En la piel llevo el recuerdo de tu respiración,
tus deseos de poseerme y mis suplicas de que tomes,
algo más que mis labios y la piel.

Mi cuerpo te quería, mi cuerpo te deseaba y mi boca
te pedía, que saciaras mis deseos.

Aún recuerdo esas tardes, cuando con pasión
me amabas, disfrutando con locura…

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa y gratificante ha sido la lectura de tus bellas letras amiga Dyanira
    Saludos de Críspulo

  • Daniel_Vzla

    ave maria, sin duda letras cargadas de pasión, me dieron ganas de recordar!

    • Dyanira

      Así es, que recuerdos no... saludos

    • Raúl Daniel

      "Los buenos recuerdos edifican..
      los malos enseñan..
      y son del caminar por este mundo..
      ¡nuestras huellas!"

      Que tengas un feliz domingo..
      Un saludo fraterno desde Paraguay..
      Raúl Daniel



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.