Tula

La llamada

 

Y llegó la noche borrando luces,

deshaciendo caminos o apurándolos,

llevándome de la mano,

lenta, implacable, dueña de mi destino

y se coló en mi vida sin aviso

sin por qués o con ellos, pero noche.

 

Y el nuevo día trajo un sol a mis ojos,

ha sido tanta la oscuridad,

poco a poco se abre paso, avanza,

llena de claridad el día

en ella busco la calma,

es la luz,

la fuerza para subir a lo alto de la torre

o para bajar al borde del abismo.

 

Y el mar se deja escuchar,

me llama a su encuentro cercano

para poner distancia con los astros,

a gritos,

con su húmeda voz

rugiendo en la inmensidad

lo que la noche y el sol no pueden ver.

Comentarios2

  • el poeta del abismo

    Psicodelica la.lectura de sus excelentes versos
    Me han facinado
    Saludos de amistad

    • Tula

      A veces nos cuesta sacar al exterior sentimiento y emociones, por ello a veces hago un ejercicio de "libertad" mental y salgo de mi. Un saludo y gracias por leerme.

    • El Hombre de la Rosa

      Muy preciada y grata la lectura de tus grandes letras amiga Tula
      Saludos de Críspulo

      • Tula

        Sólo porque personas como El Hombre de la Rosa lean mi poesía vale la pena dejar alguna vez algún poema por aquí.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.