José Manuel Reyes

Oración del mendigo humilde

Señor, mi Dios, humilde me dirijo

ante ti, como un perro sumiso;

ayudame, porque soy tu hijo

y sé que me llevaras al paraiso.


No tengo ni dinero ni plata ni oro,

pero a ti, yo me entrego todo.

Oye mis clamores, oh Dios,

y te pido que seamos nosotros dos.


Me enamoraste aquella tarde,

y cuando lo penso, el corazón

y el alma aun me arde...

Amén oh Dios de razón.

Comentarios3

  • amor c.l.s.

    apreciado amigo excelentísima poesía y que Dios nos bendiga a todos.
    Ave María Purísima. Eres un cielo y te deseo lo mejor del mundo para
    ti y toda tu familia. Saludos y buenas noches. Carmen

  • Ayelén

    Muy hermoso poema, saluditos. Ayelén.

  • El Hombre de la Rosa

    La belleza de tus letras ilumina el alma de tu poesía amigo José Manuel Reyes
    Saludos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.