Raúl Daniel

Entre Miles


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

Después de buscarnos por algunos años

y clamar al cielo para encontrarnos,

nos hemos hallado...

 

Yo soy como sueñan más de mil mujeres:

ardiente y romántico, de manos audaces,

valientes, inquietas, tenaces...

 

Con labios calientes, que buscan sedientos,

permanentemente, la fuente del beso:

¡esos otros labios, esa otra fuente!

 

Yo soy como quieren caprichosos sueños

de audaces mujeres

que, en las noches frías de sus soledades,

masturban sus cuerpos con sus propias manos;

pensando en las manos de algún extranjero

que abrazan sus mentes.

 

Es lo que yo soy y, exactamente,

sus sueños sin frenos, dibujan mi cuerpo;

y, en sus desvaríos, sienten que les entro

muy profundamente.

 

Yo soy ese hombre maduro y sin miedos

que produce el éxtasis; con quién, en secreto,

en sus cuartos, imaginariamente, copulan

las niñas, ancianas, casadas o viudas...

y las adolescentes.

 

Yo construyo sueños con mi poesía,

¡pues hasta eso tengo!:

me brotan los versos como una vertiente

que nunca detengo.

 

Yo invento paisajes y pueblo los bellos,

hermosos momentos que, aún a ojos abiertos,

entre suaves roces de labios y dedos,

consigo que habiten o viajen en ellos:

cualquiera que quiera, poblando mis brazos,

¡estar algún tiempo!

 

¡Y tú me has hallado!, entre mil mujeres:

¡a ti te he tocado!; y, precisamente,

tú eres una de ésas: ¡una en mucha gente,

las que poco se hallan y ¡no fácilmente!

 

Perfectas tus formas, tu andar de princesa,

tu alma primorosa, toda un recipiente

de amores deseosa y muy carente,

sensible y muy delicada,

como mariposa o pimpollo de rosa,

¡justo mi delirio!...

 

Tu boca: carnosa; tu piel: blanca y tierna;

tus ojos que, claros, reflejan al cielo;

sea gris, sea celeste, ¡y hasta, a veces, verdes!

...¡todo un continente para contenerme!;

...¡justo lo que quiero: mujer de mis sueños!;

tus manos tramposas, que siempre desmienten

las cosas que dices, y, que se complotan

con las mías... y hacen todo lo que quieren,

...¡ y no te obedecen!

 

Tú eres de esas que hacen lo que les conviene,

aunque no lo sientan; ¡voluntad de roca!,

que niega su boca a la otra boca,

aunque desespere y se vuelva loca;

tú eres una de ésas, ¡entre mil mujeres!

 

Yo soy esa ola milenial que bate,

con tenaz porfía, las piedras costeras;

y una a una gasta...

hasta transformarlas en muy fina arena;

con ritmo cantado... en un flash sonoro...

de un sin fin poema.

 

Tú eres esas piedras, ¡gigantesca roca!,

a la que mis manos, mi pene y mi boca

en lucha furiosa, caricias fogosas,

suaves o violentas, apurar pretenden

lo que es imposible... ¡consumirte toda!

 

Tú eres una de ésas, entre mil mujeres,

que pobló mis sueños, que inventé despierto;

que mi alma anhela, para mi consuelo;

y, aunque no lo quieras, te violento y puedo:...

¡y te quedas quieta!

 

... Después de buscarnos por algunos años:

nos hemos hallado:...

 

Yo soy como sueñan más de mil mujeres:

un vate que bate, impetuoso, tu puerta;

tú eres una de ésas, de las que hay muy pocas;

eres la princesa, reina de las locas,

semidiosas tontas que apenas entreabren,

al beber, sus bocas, aunque desesperen,

de sed, ¡casi muertas!

 

Nos hemos hallado: uno entre mil hombres,

una en mil mujeres...

eso, así nomás, no creas que sucede;

¿y no lo aprovechas?...

¡¿dices que no quieres?!

 

Cuando con mis labios, intencionalmente,

a los tuyos llego, pero no te tocan,

sino que mis pelos, del viril bigote,

apenas los rozan...

y paso mi lengua, mojando los míos,

haciendo que esperes que suceda, ansiosa;

fingiendo un desdén, sabiendo que  quieres

que por fin lo haga;

y, aunque me lo niegues,

mi lengua termina buscando en tus dientes

¡y encuentra tu lengua húmeda y caliente!...

y juegan al beso... ¡y nos abandonan!

 

Pero tú consigues romper todo eso,

y yo no lo quiero pero al fin te dejo,

¡y lo mismo pasa si tenemos sexo!

... a veces consigo y hasta participas;

pero siempre es lucha, ¡y no siempre venzo!

 

Una en mil mujeres, estás combatiendo

una guerra que haces contra quién no debes,

ya quedando quieta, negando o haciendo

¡que este amor fracase!... y estás consiguiendo,

pues lo estás gastando... ¡y se está muriendo!

 

Uno entre mil hombres, con la vela al viento,

nave que desea encontrar un puerto;

ola que pretende, gastando las rocas,

llenar con arena mojada un desierto...

 

Deseos encontrados en el desencuentro,

...¡conflicto irresuelto!

 

Mujer: si te falta valor, ¡yo te presto!;

eso es lo que tengo, ¡sobrando en mi pecho!

 

¡Uno  entre mil hombres, una en mil mujeres,

no debes perderlo!... ¡Mas, lo estás haciendo!...

Comentarios7

  • Ayelén

    Un origianl poema querido amigo, saluditos abrazotes. ayelén.

    • Raúl Daniel

      Gracias Ayelén, me alegra que te gustara y lo vieras original, se trata de un amor muy intenso que tuve en Paraguay allá por 1997/9, el poema es de esos años, pero aunque el amor se perdió.. ¡EL POEMA NO!!
      Un gran abrazo, hermana poetisa..
      Raúl Daniel

    • kavanarudén

      Muy bien mi querido amigo, poeta y confidente.
      Ya sabes que me gusta leerte y que eres mi favorito. Un gran poeta.
      Te mando mil bendiciones.

      Kavi

      • Raúl Daniel

        Gracias Kavi, por todo, amigo, por tu permanente presencia, aunque yo no te corresponda tanto, tú sabes que yo tengo que trabajar ¡y mucho! todavía y mi tiempo es mi tirano, pero me he propuesto subir un poema cada día, por suerte que están todos escritos hace años, sino subiría uno por semana, actualmente casi ni tiempo de escribir tengo..
        Te envío un gran abrazo!!
        Raúl Daniel

      • Maria Hodunok.

        WOW, erótico total, magistralmente escrito, poeta, no te faltaron palabras, ni inspiración, tu pluma corrió por la página como un rayo. Mis felicitaciones, es dificil escribir de manera tan perfecta.

        CARIÑITOS ARGENTINOS.

        • Raúl Daniel

          Gracias María, por tantas cosas bonitas que me dices, no sé si las merezco, tú siempre tan bonita, siempre presente, gracias, gracias..
          Te envío un gran beso..
          Raúl Daniel

        • El Hombre de la Rosa

          Especialmente grata ha sido la lectura de tus letras amigo Raul Nocilas Antonio Larsen
          Abrazos de amistad
          Críspulo el Hombre de la Rosa

          • Raúl Daniel

            Qué agradable para mí tu comentario, hermanazo poeta!!
            Un abrazo desde Paraguay..
            Raúl Daniel

          • Criticón

            Hap si otro pioema largo! Bueno de lo que te he leído 3 éste es el mejor; el poeta desnuda su naturaleza en sus escritos y tu mi amigo, te has quitado todo; jejeje Bueno dices ser uno entre mil mas parece que sos entre mas, pues posees eso una Autoestima varonil muy alta, que dice saber lo que escribe en lo que se refiere a la pasión y erotismo, sos un hombre de muchos amoríos pues ésta entre mil es otra, no la misma de ayer…
            Raúl el de las manos audaces, valientes, inquietas, tenaces… Debiste vivir un poco de ellas, mira la vida fuera mas fácil, jejeje
            Bien la parte en que ellas sueñan, si! donde se tocan y sueñan que las posee ese, el principe azul romántico, apasionado cabrón fue la que mas me gusto, es original e inteligente haberlo deducido y creo no te equivocas…
            Bueno saludos...

            • Raúl Daniel

              Muchas gracias a ambos por sus concienzudos comentarios, me alegra mucho que Uds., que son excelentes críticos, se tomen tiempo y extenso texto en comentarme. Para mí es un honor y acepto las críticas porque me edifican, sobre todo cuando se hacen con la altura que tienen Uds.
              Me alegra mucho que se avengan a leer mis poemas extensos, porqué, en realidad todavía no me animo a exponer otros que son bastantitos más extensos de los que les he ya mostrado. Pero, dado la aceptación que han tenido mis dos últimos, pronto subiré algunos de los que les dije.
              Sobre mi autoestima, para no ser redundante, les remito a la respuesta que di a "Simplemente.. Ruby" un poco más arriba.
              Infinitamente agradecido les envío un abrazo fraterno..
              Raúl Daniel

              • Raúl Daniel

                Ah!, Criticón, te cuento que hace ya algunos años tuve este romance intenso al que pertenecen los dos últimos poemas que publiqué, sólo que no están en el orden que fueron escritos, en realidad a ella (no daré su nombre) le escribí más de doscientos poemas de los que ya he subido varios, pero, te repito, no en el orden en que fueros escritos, ya que cada uno de ellos es una obra en sí mismo.

              • el poeta del abismo

                Sin duda alguna cuando leo sus poemas amigo no quisiera que acabaran, usted tiene ese arte tan fulminante, que en sus poemas las palabras groceras se vuelven adornos necesario.
                Me gusto demaciado como siempre
                Saludos de amistad

                • Raúl Daniel

                  Amigo, me has hecho un elogio increíble "cuando leo sus poemas amigo no quisiera que acabaran".. esto es más de lo humildemente (o no) pudiera pretender un escritor. Tú me estás alentando a subir otros que tengo, que son aún más largos que éstos, y que no los he subido, justamente por un razonable temor de que no terminen de leerlos, pero, ya probaré más adelante..
                  Un gran abrazo fraterno..
                  Raúl Daniel

                • abuelopepe

                  Mi querido y admirado poeta y amigo Raúl.
                  Solo una cosa quiero decirte: "Yo de mayor quiero ser como tú". Ya me contarás que debo hacer para conseguirlo.
                  Espero que te vaya estupendo.
                  Pepe

                  • Raúl Daniel

                    Já, Já.. ¡Este comentario sí que me gustó, mi querido amigo!!!!
                    Pero no te apures.. (mira en el espejo, cuando te salga la barba me avisas!!!)
                    Que Dios te bendiga mucho y dedícate a tu nieta!!!
                    Un enorme abrazo fraternal, amigazo!!!
                    Raúl Daneil



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.