PETALOS DE NOCHE

Nada...*


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]



Escribir versos... "Sin ánimo he dejado mendigar mis ruegos labiales
                          en el espacio en blanco de mis ecos creyentes
                          ayudándome a tener fe en mi esperanza hereje"
Corrijo,
re-edito           "Sin ánimo sin ánimo sin ánimo
                       me he dejado desaparecer
                       blanco, blanco, -nada-
                       me he dejado crecer el alivio,
                       lástima, ya es de noche.
                       A puertas del descanso
                       nace el horror, nace la desesperación
                       nace la oscuridad,
                       todos los que amo nacen en pérdidas,
                       ya es casi muerte, nazco en sombras..."

Pienso,
Siento,
olvido... -me olvido-
Borró... 
            Borró lo que no he escrito...
            Borró lo que no necesito...

Tras la puerta mi cuerpo se despide...

Tras el aliento mi boca se marchita...

Tras la respiración mi garganta se asfixia...

No me quedan más corazones para clavar mi adiós
ni latidos para sostener el alimento nocturno, desnutrida en astros
ya cuando la marcha fúnebre recorre el lamento
de padecer como estatua fingiendo la vida,
cuando ya es muerte, ya es alivio, ya es despedida...,



Solíamos perdernos vida, tú al otro lado del túnel,
yo demoliendo el universo en tu esperanza
fracturando aquella mirada que mirabas: el mañana

junto a tu "mira" estricta contando las estrellas
que deambulaban en tus misiones suicidas,

recuerdas vida?

recuerdas como me esperabas al otro lado del túnel,
y, yo poniendo astro sobre astro,
fracturaba tus ilusiones por verme cruzar
junto al mañana derrumbándose...


¿Qué me pasa?

no es el hablante lírico quien se expresa deshaciéndose las ruinas del alma
desgarrando las heridas no cicatrizadas en la ebullición de sus horrores sentimentales.

No es quien perdura sobre el asesinato de latidos puntiagudos
cuando se clavan en la sangre deshaciendo un músculo en adjetivos...,

Blanco, negro, alba y oscuridad, qué hacer? qué hacer con la mirada sombría,
un corazón inútil en adjetivos, extenso y estrecho
no sabe de formas, no sabe de extensiones, no sabe del final, ni tampoco del origen,

sin inspiración los ángeles transcriben el deseo de cerrar mis ojos
y dejar que la realidad se me caiga del cielo,
mis párpados anocheciendo, -las ojeras-
las sombras de mis ojos agonizando en 
tinieblas,
mis ausentes lágrimas en cenizas..., 

el sonambulismo llevándose mi cadáver...,

y tú, el autor borrándote, borrándote,
mirando el techo, mirando el suelo,
sacándote el alma de a poco,
de a poco sacándote las palabras,

de a poco perdiendo la inspiración sanguinea
de a poco re-editándote un verso fugitivo
en la culpa de permanecer dormido,
ya cuando has lamentado haber nacido*

-No sirve editar-
sirve borrar.
Borró lo que no necesito- 

la vida, la vida! no sirve gritar,
¿la vida?
la vida es un sustantivo de carne y hueso
y yo amor de mis páginas obsoletas,
yo claro, yo, soy un verbo que con el tiempo se expande,
y mañana mi dolor de vencimiento
mañana me encogeré hasta ser un punto en el universo,

dicen por ahí que los astros del cielo
son las vidas que han perecido...,

quizás mañana me veas colgando de un astro,
sintiendo mi lamento
me veas caer de entre la oscuridad,
me veas caer
como la última lágrima,

    dicen por ahí que los astros también llueven,
la esperanza llueve en las cenizas de la muerte.


                                        -Re-edito:
mi muerte- 

 

... 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.