nelida anderson parini

DESDE MI LIBERTAD, ESTO ES LO QUE SIENTO.



Lamento no haber tenido

en mi sonrisa un diamante,

ni dulce voz de cantante

para acariciar su oído.

 

Lamento si  mi decoro

para usted no es bienvenido,

pero como es bien sabido

no soy monedita de oro.

 

Lamento que mis sentires

a su paladar sean jocos

y que le parezcan locos

mis versos y mis decires.

 

Está claro que mis ojos

que miran siempre de frente

son a los suyos la fuente

de donde brotan enojos.

 

Lamento yo en esta vida

no lograr su aprobación

y ante tal predicación

me hallo a veces cohibida.

 

Mas lo cierto es que el respeto

a usted no se le da nada

y la palabra pesada

de usted es  látigo inquieto.

 

Hoy quiero con humildad

compartirle aquí en secreto

la verdad a que someto

toda mi tranquilidad:

 

Creo es la felicidad

luz por todos merecida

y merece ser vivida

en absoluta igualdad.

 

Creo en la fraternidad

de un corazón generoso

que se eleva majestuoso

en la solidaridad.

 

Pienso es la sinceridad

claridad de pensamiento,

sutileza en sentimiento

y pendón de honestidad.

 

Creo que es deber soñar

para propulsar la vida

aunque quizá una caída

nos llegue a desengañar.

 

Creo en que para empezar 

se debe poner empeño,

para ello el gesto risueño

siempre ayuda al avanzar.

 

Cierto es que en todo camino

ha de haber algún tropiezo,

por eso no olvido el rezo

cuando llega el desatino;

 

no me apego yo al lamento

ni maldigo mi destino,

si en mi pie se clava espino

no reniego del tormento;

 

porque el tiempo que es perdido

en llanto y lamentaciones,

opaca las bendiciones

que el Señor me ha concedido.

 

Busco ser agradecida

 en todas las ocasiones

y a las malas vibraciones

las oriento de salida.

 

Comprendo que el ser humano

experimenta emociones

y que a veces las pasiones

llegan a subir de plano;

 

mas también creo que es sano

aligerar las tensiones

y evitar causar lesiones

al tratar con un hermano.

 

Cada quién tiene a su modo

su forma de matar pulgas,

si conmigo no comulgas

con eso no me incomodo;

 

si variados son los dones

con los que somos dotados

bueno es el ser acertado

al expresar opiniones;

 

para hablar y hacer contacto

debe mostrarse respeto,

poco sirve ser concreto

si se habla con poco tacto.

 

Por eso es que yo lamento

si yo  no le simpatizo

sin embargo garantizo

no hacer del hecho un tormento;

 

lamento si mis ideas

le parecen algo absurdas

o si en su opinión son burdas

torpes, ilusas o feas;

 

el caso es que yo me apego

al sentir de mi consciencia

asumiendo en consecuencia

ventura o desasosiego;

 

por eso yo no reniego

de mis acciones pasadas

fueran correctas o erradas

su sinceridad no niego,

 

de ideas y de intenciones

hubo algunas acertadas

estas fueron evaluadas

con distintas opiniones;

 

consciente de mis opciones

y de mis capacidades

le dejo mis calidades

y un puño de bendiciones.

 

Lamento si le parezco

empachosa o petulante

quizás en futuro instante

acepte lo que le ofrezco;

 

mas su respeto merezco

aunque yo a usted no le agrade,

que su habla no me degrade

cuando ante usted comparezco.

 

Espero yo no ofenderle

 con esto hasta ahora  dicho

no piense que es mi capricho

molestarle o contraerle;

 

no obstante creo es lo justo

suavizar nuestra aspereza

buscando que la   franqueza

no riña con el buen gusto.

 

Lamento no ser motivo

de su dicha o alegría

más pienso nos convendría

dejar el lenguaje altivo;

 

buscar un modo asertivo

de hacer buena convivencia

para esto basta decencia

y deseo comprensivo;

 

tan solo con voluntad

se aflojan tantas tensiones,

se distienden percepciones

y se vive en libertad.

Comentarios11

  • Maria Hodunok.

    Nélida querida, que gran poema, cuantas verdades dijiste, de una exquisita manera, creo que en este portal, no hay quien no te quiera, pues siempre versaste con un gran respeto en las letras. La verdad, te felicito por tus palabras, por la elegancia de tu poesia, siempre seré tu admiradora mas sincera, aunque poco nos vemos.

    CARIÑITOS POETIZA.

  • ldeluis

    Querida amiga Nelida, muy bello tu poema. La simple aceptación traería mucha libertad, como has dejado bien entredicho.
    Un abrazo,

    Luigi

  • El Hombre de la Rosa

    Lamento no haber tenido
    en mi sonrisa un diamante,
    ni dulce voz de cantante
    para acariciar tu oído.

    Hermosa la lectura de su gran poema señora Nelida
    Saludos españoles


  • Alejandro O. de Leon Soto

    Excelente forma de versar y rimar la poesía.....el concepto, tu tendrás y por supuesto que la tienes, aunque no creo que en este portal nadie esté en desacuerdo con lo que escribes, YO ME DECLARO TU MAS FIEL SEGUIDOR Y DEVOTO LECTOR DE TU POESÍA......te quiero y te mando un beso.

  • kavanarudén

    Mi querida amiga.
    Tenía tiempo que no te leía, este poema ha hecho que el esperar valga la pena. La vida te ha enseñado tanto amiga, se ve en tu escrito, acompañado por esa hermosa voz de Ana Belén. Estas son la pequenas cosas de la vida que dan plenitud: leer algo escrito con el corazón y que tiene en si una enseñanza.

    Un fuerte abrazo y mil bendiciones.

    Kavi

  • Raúl Daniel

    Me hiciste acordar a la sabiduría de José Hernández, gran poeta argentino, que no regalara en su inolvidable Martín Fierro.. y esto no es poco decir..
    Felicitaciones!!
    Raúl Daniel

  • grabra

    ¡Siempre son tan lindas tus letras Alejandra!. . .Me gustaría encontrar las mejores palabras para transmitirte mi admiración de siempre.Un fuerte abrazo con mucho cariño.

  • Lorenzo13

    Nelida,mi estimada amiga, hermosa reflexión, hablas de la libertad, la condición mas apreciable del ser humano, el poder de decidir, de hacer, el libre albedrío. Palabras muy sabias y muy vigentes salidas de tu bello corazón. Excelente año 2014 y que Dios te llene de bendiciones.

  • Ayelén

    Hermoso poema; yo nunca podría escribir de esa manera. me encantó. Saliditos. Ayelén.

  • CHILENOHOT

    Tienes una excelente forma de rimar, y sobre todo se entiende claramente la reflexión que expresas.

  • Angst

    Cada vez que te leo, reconozco a una mujer muy inteligente que se expresa en poema...no somos monedita de oro como bien lo dices, infortunadamente, no a todos les agradamos ni simpatizamos. Es cierto, debemos aceptar lo que somos y los dones que Dios nos dio. Una maravilla pasar por tu espacio, realmente es gratificante leerte. Seguiré mi paso por acá...:)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.