Carlos Fernando

Aire en la Cuerda de Sol



Qué bello es recordar,

los días de mi andar ligero,

cuando frente a mí se abría

el horizonte ignoto y deseable,

cuando todo estaba por hacerse,

todo eran prisas y ansiedades,

todo desvelos y fatiga,

todo eran senderos y lances atrevidos,

algunos graciosos, otros funestos,

otros sencillamente fascinantes,

otros dolorosas caídas y sombrías tardes.

Otros llanto interminable.

Ilusiones que se rompen

al chocar contra el mar de lo imposible.

Otros, esfuerzos vanos.

Otros cantares de bohemia y trova.

En una de esas noches de inquietud aciaga,

de incertidumbre profunda

por no saber hacia dónde caminar,

o qué podría esperar de mi futuro,

y de una cita de amor que no llegó jamás;

en medio de mi soledad,

escuché esta música apacible

que sosegó mi alma

con el poder mismo

de una Oración profunda.

Cuánta paz, cuanta claridad

rompiendo el velo de mi obscuridad,

densa y terrible.

Cuánta tranquilidad para el espíritu,

un instante antes atormentado

y doblegado por el sufrimiento.

Como un remanso de aguas

aquietando el turbulento río

de mis pasiones.

Cuántos años después,

sigo escuchando estas notas

excelsas de tan excelso autor.

Cómo vuelve a calar hondo

en ese espacio inmensurable

que se llama alma.

Cuántos recuerdos,

cuántos caminos,

cuanto desasosiego, y sin embargo,

cuánta paz.

Ahora que los años se acumulan,

y la experiencia brota.

Es hora de sacar los jugos

a los frutos que fui

cosechando en el camino. 

Comentarios3

  • Paco Jose Gonzalez

    Me ha gustado mucho tu poema, un saludo.

    • Carlos Fernando

      Gracias Paco, también por tu amistad. Estaremos en comunicación.

    • el poeta del abismo

      Inmensas letras de valor.
      Me ha gustado bastante la lectura en el mismo.
      Saludos

      • Carlos Fernando

        Muchas gracias por leerme estimado poeta. Estaremos en comunicación en estas letras.

      • Hugo Aaron

        Precioso poema hermano, sincero y luminoso. Esta obra del maestro J. S. Bach siempre me ha conmovido y aún mas, al saber que la intención de su alma y de su espíritu siempre fue la de traer la potencia de la gloria de Dios en su armonía

        • Carlos Fernando

          Hugo, gracias por tu lectura, tu comentario y la deferencia de guardar mi poema. Te envié mi solicitud de amistad, es bueno rodearse de personas sensibles como tú. El comentario acerca de Bach, muy acertado y oportuno.
          Gracias.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.